Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON FRANCISCO SIERRA

Minuto tecnológico: Contra el Cambio Climático, Inteligencia Artificial y Humana

Pocas veces una imagen ha golpeado tanto y en todo el mundo como la que se publicó hace unos días en la que se veía a un grupo de perros tirando de un trineo en Groenlandia. Lo impactante es que los perros corrían, no sobre el hielo, sino sobre las aguas derretidas del glacial.

Francisco Sierra
  Madrid | 29/06/2019

El cambio climático está aquí. Los gobiernos de todo el mundo son conscientes de que el planeta el que está en peligro de muerte. A pesar de Trump, la alarma es global. Pero las medidas políticas siguen pareciendo a todos escasas y lentas. Se necesitan soluciones concretas y la Inteligencia Artificial puede ayudar mucho.

Eso es al menos lo que piensa un grupo de investigadores de varias universidades de Estados Unidos y Europa. Grupo en el que colaboran también algunos líderes de tecnológicas como Google o Microsoft. Trabajan en un proyecto que elabora propuestas concretas basadas en el autoaprendizaje automático para frenar el calentamiento.

Medidas como las de mejorar los algoritmos que predicen la demanda de electricidad para aumentar así la eficacia de las energías renovables. Se plantea descubrir o fabricar nuevos materiales que permitan almacenar la energía solar, o absorber dióxido de carbono y que remplacen al acero y al cemento, cuya producción supone el diez por ciento de todas las emisiones globales. Proyectos como el de optimizar las rutas logísticas con la Inteligencia Artificial para minimizar el número de viajes, o mejorar las baterías de los coches eléctricos.

Y no sólo la movilidad. Construir edificios inteligentes para mejorar la eficiencia energética de las ciudades o el uso de satélites para determinar los que hay que modernizar o cerrar urgentemente. Mejorar las cadenas de suministro en las industrias de alimentos, moda y bienes de consumo. Y en la agricultura fabricar controles inteligentes que ayuden a gestionar mezclas de cultivos para evitar el uso de fertilizantes a base de nitrógeno. El control aéreo lo permitirá, igual que ayudará a evitar la deforestación. Y sobre todo concienciar a los consumidores para que adquieran mejores hábitos.

La solución está también en nuestras manos, en nuestras compras, en nuestras casas, en cómo nos movemos, vestimos, vivimos. La solución está en nuestra propia inteligencia humana. Seamos inteligentes.