imagen insólita

La primera misa en Notre Dame: El arzobispo oficia la misa con un casco de obra por seguridad

Hay una imagen insólita que ayer dio la vuelta al mundo porque todos los medios internacionales miraban ayer tarde hacia París. La imagen: la del arzobispo de la capital gala oficiando la 1a misa en Notre-Dame, justo dos meses después del incendio ataviado con la vestimenta litúrgica y la cabeza cubierta con un casco de obra por motivos de seguridad.

Álvaro del Río

Madrid | 16.06.2019 06:00 (Actualizado 16.06.2019 23:40)

Esa misma protección, por cierto, es la que tuvieron que llevar las 30 personas -la mitad religiosos- que pudieron asistir en la conocida como capilla de la Virgen, tras el coro, a una ceremonia muy simbólica porque además se conmemoraba la consagración de la catedral parisina al culto divino...Y ese fue el mensaje que quiso trasladar el arzobispo: «Notre-Dame como un lugar de culto antes que un monumento visitado por turistas». Un templo todavía algo maltrecho, en el que aún pueden verse los estragos de las llamas...pero que «sigue vivo»:

«La idea de celebrar esta misa es un signo muy positivo, un signo de alegría también porque esta catedral es desde el incendio como un joyero vacío y hoy al menos por una hora dejará de estar vacía. Va estar habitada por personas que rezan que es para lo que se construyó»

Philippe es uno de esos muchos fieles que por motivos de seguridad no pudo acceder a Notre-Dame pero se acercó hasta sus puertas para compartir ese momento de esperanza. Por ahora, no hay fecha para un próximo oficio. Las obras de consolidación continúan porque hay zonas que aún amenazan con derrumbarse y son labores que llevarán varios meses antes deque empiece la reconstrucción. El presidente Macron quiere que esté acabada en 5 años... Hará falta mucha voluntad y también que los donativos se materialicen....porque de los 850 millones de euros prometidos solo ha llegado un 9%.