Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

puedo opinar y opino

Fernando Ónega: "Es normal la tentación de buscar un culpable y Sánchez tiene todos los papeles"

Déjame anotar, de entrada, que tregua política como tal nunca hubo. Hubo cautela, hubo temor a ser señalado como insolidario, y hubo miedo a la acusación de hacer partidismo ante una emergencia nacional. Eso contuvo mucho las críticas.

Fernando Ónega
 |  Madrid | 25/03/2020

Ante tal panorama, el PP jugaba en dos frentes: sus barones, exigentes y hasta rebeldes, y el sentido de Estado que Pablo Casado invocó hace dos días. El presidente del PP no quiere desairar al del Gobierno, pero tampoco puede dejar tirados a los suyos, y de ahí que García Egea haya sorprendido ayer con un ataque a Sánchez, al que hace único responsable de la gestión de la crisis. No descarto que en el conflicto gobierno-barones, el PP esté jugando a poli bueno (Casado) y a poli malo (Teodoro). Lo veremos esta tarde.

Pero añado: lo más natural, y dado el empeoramiento de la situación, es que surja la discrepancia y la tensión política. Alguien se tiene que hacer eco, cuando menos, de las críticas que aparecen en la opinión publicada. Alguien tiene que liderar el descontento.

También es normal la tentación de buscar un culpable, como ocurre en todas las crisis, y el señor Sánchez tiene todos los papeles porque los asumió con amplio, incluso exagerado, despliegue verbal. Y termino con una reivindicación: la del derecho a discrepar. La discrepancia, siempre que no sea destructiva, ayuda a corregir errores y a mejorar la emergencia. El resto es pensamiento único. Es decir, sometimiento e imposición.

Seguro que te interesa...

Sigue la última hora sobre el coronavirus