Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PUEDO OPINAR Y OPINO

Fernando Ónega: "No hay ningún independentismo bueno para el conjunto de la nación española"

Si tratan de romper la unidad, si desgarran la convivencia de la sociedad catalana, si desprecian la Constitución que es nuestra garantía de libertad y derechos sociales, aplicarles el calificativo de buenos, me parece una manifiesta exageración.

Fernando Ónega
 |  Madrid | 09/12/2019

Se le puede dar cualquier título, menos el que describa algún grado de bondad. Lo que hay, mirando a Cataluña, es un independentismo malo y otro peor. Por suavizar, un independentismo pragmático y otro echado al monte.

Hay una Esquerra que al menos se dispone a dialogar, a facilitar un gobierno, y a ocupar el lugar que tuvo Convergència i Unió cuando barría para casa, pero echaba una mano en la gobernación.

Y hay un Junts per Catalunya o como se llame según el día, que quiere influir, pero para tumbar o para hacer imposible el acuerdo. Tiene a un Torra, que no es un presidente, sino un agitador y que calificó a los españoles como bestias.

Lo suyo no es política, sino odio. Tiene a un Puigdemont, que se dedica a desprestigiar a España, su democracia y su realidad institucional desde el rencor. Y hay todavía unos peores, que el viernes de dedicaron a quemar fotocopias de la Constitución. No hay grados de bondad, sino grados de provocación.

O para entendernos, grados de aplicar el apretéu. Y como todos son inevitables, si se me plantea el reto de optar, yo siempre optaré por aquellos que, por lo menos, están dispuestos a hablar.