PUEDO OPINAR Y OPINO

Fernando Ónega: "Los socios son un bloque de poliamor con todos sus problemas"

Fernando Ónega reflexiona en 'Más de uno' sobre el posible cambio de socios por parte del Gobierno en cuanto a la reforma laboral.

Fernando Ónega

Madrid | 26.01.2022 07:29

Lo que percibo en Sánchez es un proceso de esquizofrenia. Por una parte está hasta los mismísimos de tantas condiciones y exigencias de sus socios, tanto de los que están en el Gobierno como de los que le prestan apoyo parlamentario.

Gobernar con ellos es sudar cada decreto y proyecto de ley, lo cual frena las reformas y le hace vivir en un ay. Pero, por otro, los necesita, porque son el sostén de su política y, sobre todo, el soporte de su idea de cambio de este país, porque Sánchez sueña con cambiar este país.

En ese proceso esquizofrénico, si tuviera una alternativa más cómoda, se agarraría a ella. Pero no la tiene. Si se le ocurre pensar en Ciudadanos para una emergencia, ocurre lo que ocurrió ayer en este programa: que el presidente del PNV, complemento necesario porque Ciudadanos solo tiene diez diputados, dice que por ahí no pasa. Y como Podemos amenaza con romper el bloque de apoyo si Sánchez se apoya en el partido de Arrimadas, Sánchez tiene que refugiarse en lo que tiene.

El presidente es así un quiero y no puedo, un hombre encadenado a quienes le llevaron a Moncloa. O está con ellos, o no aprueba una ley más, como se está viendo en la manida reforma laboral.

Los socios son un bloque de poliamor con todos sus problemas. Los socios son un incordio que están todo el día ensayando la soga.

Pero, para Sánchez, también son un cinturón de seguridad; su único cinturón de seguridad. Y, si piensa en Ciudadanos, se convierte en cinturón de castidad.