PUEDO OPINAR Y OPINO

Fernando Ónega: "Un nuevo frente, el frente soberanista. El primer desafío serio del año"

Fernando Ónega reflexiona en 'Más de uno' sobre los reclamos de los socios independentistas para que se incluya en la negociación de la reforma laboral a los sindicatos de sus territorios.

Fernando Ónega

Madrid | 04.01.2022 07:23

Supongo, director, que la representatividad de Comisiones y UGT, igual que la de CEOE y Cepyme, no se debiera discutir. Si valieron para los otros once pactos sociales que hubo estos dos años, también debe valer para la legislación laboral.

Pero claro: la reforma de Díaz es mucha reforma, tenemos un Estado autonómico, en ese Estado hay fuerzas políticas independentistas que, sobre todo en el País Vasco, tienen fuertes raíces sindicales y esas fuerzas quieren participar. En su territorio mandan ellos, esa es su filosofía, y las organizaciones de ámbito estatal son como Putin ante Ucrania: invasores.

Pero lo peor no es eso. Lo peor es que, abierta esa vía de reclamación, ya no hay techo. Aparece un personaje como Otegi y plantea la reforma laboral literalmente como “un examen de la plurinacionalidad del Gobierno” y ataca esa reforma como “una clara imposición al ecosistema político y sindical vasco”.

A eso se suma Pere Aragonés, que reclama que se devuelvan los poderes que la reforma Rajoy quitó a la Generalitat. Y en Galicia, el BNG y la CIGA arremeten contra el poder de la CEOE. El renacimiento de Galeuska en la cuna sindical.

Un nuevo frente, el frente soberanista. El primer desafío serio del año. Y enfrente, es decir, entre los autores del pacto, la filosofía justamente contraria: la para ellos sagrada unidad del mercado. También del mercado laboral. Una cuestión de Estado. Y ni así el Partido Popular se aviene a votar el decreto-ley.