Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN MÁS DE UNO

Rubén Amón indulta al oyente facha: "¿Nota usted que su centro de gravedad ya no es el centro?"

Querido oyente, ¿se está haciendo usted no digo facha, pero bastante de derechas? ¿Se observa a sí mismo expuesto a un ataque de conservadurismo? De acuerdo, Vox todavía le queda lejos, ¿pero le inquieta que sus opiniones simpaticen con los opinadores un tanto reaccionarios? ¿O serán los años, la edad, el motivo de este repliegue?

Rubén Amón
  Madrid | 27/12/2019

Sí, usted, señora, señor, usted, que fue de Felipe, muy del PSOE, y que nunca simpatizó con Aznar. Zapatero le hizo dudar de la afinidad a la izquierda. Y acaso llegó a pensar que a Rajoy se le podía votar. Igual no llegó a hacerlo, pero algún escalofrío nocturno tuvo usted.

Y seguramente percibió que Ciudadanos era una solución providencial. Ya no se sentía usted socialista. El trayecto de ZP a Sánchez le hizo renegar de sus mocedades socialistas. Y percibió que Rivera era ese líder providencial. Una alternativa al bipartidismo. Una manera de abandonar el PSOE para siempre sin necesidad de abrazar al PP.

Y claro, se le desmorona Rivera. Y Sánchez le parece indigno de su confianza. Y se observa usted simpatizando con Casado. Y Vox le parece lejano, pero algunas cosas de Vox las empieza a comprender. Claro, que otras le resultan inaceptables.

Estaría bueno condenar un populismo para abrazar otro. Pero nota usted, querido oyente, que su centro de gravedad ya no es el centro. Es más bien el centro derecha. No tanto porque usted esté mutando en un facha, sino porque la izquierda le resulta cada vez menos progresista. Y qué tiene de progresista pactar con el oscurantismo nacionalista.

No se inquiete, querido oyente. En realidad, usted se ha movido mucho menos de lo que piensa. Es usted tolerante, de mentalidad abierta. Liberal, en la acepción más noble. Quédese tranquilo. Quizá ha virado un poquito hacia la derecha, pero le parece que la distancia es mayor porque Sánchez ha dejado de ser socialista. Sánchez es solo sanchista.