Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "Sánchez se mirará al espejo y verá que el destrozo principal ha sido haber arruinado el valor de su palabra"

Víspera de festivo. Viva el jueves hoy como si fuera viernes y disfrute del fin de semana largo.

Carlos Alsina
  Madrid | 05/12/2019

Que a la vuelta seguirá el sindiós de la investidura y esta anomalía general que se ha apoderado de nuestra vida pública. No es que vayamos hacia un escenario anómalo, es que ya todo lo que sucede oscila entre la rareza y la aberración.

play

Algunas pruebas recientes –-todas de ayer mismo— de la empanada nacional.

· Primera, que es la más reveladora de todas: todos los medios consideramos noticia que el presidente del gobierno anuncie que no hará nada ilegal para conseguir ser investido. Repitamos por si nos escucha algún marciano recién llegado a suelo español: el presidente del gobierno afirma, como si estuviera haciendo una declaración trascendente, que no hará nada ilegal para conseguir la presidencia.

Esto es extraordinario. El acuerdo que firme el presidente (con Esquerra, se entiende), estará dentro de la ley. Oiga, sólo faltaba.

Pero en los medios hemos recibido la frase como si aportara algo sustancial. Y ésa es la prueba de lo averiado que está ya todo. El problema, presidente, no es lo que diga el papel que usted le firme a Esquerra –-ya hemos visto estos días el gusto que le ha cogido al lenguaje de goma, la parte contratante de la primera parte en conflicto político--, el problema es lo que usted haga luego, cuando ya haya sido investido y estos socios tan poco recomendables le pasen al cobro las facturas. Una mañana de éstas el presidente se mirará al espejo y admitirá que el destrozo principal que se ha hecho a sí mismo (y a la presidencia del gobierno) es haber arruinado el valor de su palabra. Entenderá el presidente que, a estas alturas, ha puesto muy difícil fiarse de nada de lo que diga. Hoy satanizo al independentismo, mañana me pongo a hacer manitas.

· Aquí viene la segunda prueba de la avería general. El doctor Ábalos. Metiéndose en un jardín notable en su afán por hablar cada día más como Oriol Junqueras. La doctrina del cauce. Encontremos un cauce para que nadie tenga que saltarse la ley.

Un cauce para que nadie tenga que saltarse la ley. Ésta, en efecto, es la doctrina indepe de siempre: ellos aprobaron leyes inconstitucionales para hacer un referéndum ilícito y proclamar la independencia por las bravas… porque España no les dejó otra salida. Tuvieron que hacerlo porque se les dijo no a todo lo que proponían. Ábalos en modo Junqueras.

Existe un cauce para defender la autodeterminación sin saltarse ley alguna. Lo tiene descrito con reiteración el Tribunal Constitucional. Se llama reforma constitucional. El cauce existe, ministro. No hay que inventárselo. Y el origen de esto que ahora también usted llama el conflicto no es la autodeterminación, es la decisión que tomó el movimiento independentista de ignorar el cauce que ya existe y emprender el camino ilegal de hacernos tragar al resto con lo que ellos exigen.

Una mañana más, animemos a Ábalos, a Sánchez, a Adriana Lastra a responder con claridad a esta pregunta sencilla: ¿quiénes están en conflicto y en qué consiste exactamente el conflicto?

· Tercera prueba de la avería general: lo de la UGT. Ya escucharon ayer a su líder, el señor Álvarez. Visitador de Junqueras en prisión. Esquerra, y su presidente sedicioso, son un partido de progreso. Aunque la principal de sus aspiraciones con-sista en que los que más tienen no tengan que repartirlo con los que están peor.

Esto de mencionar la cantidad de años que tiene Esquerra como un valor en sí mismo es parte de la empanada general. Ya lo recordamos el otro día. Claro que tiene muchos años de historia. Por eso acumula ya dos líderes condenados por alzarse contra la legalidad: Junqueras en el 2017 y Companys en el 34. Más que progresista es reincidente.

· Cuarta prueba de cómo andamos: el aspirante a seguir siendo presidente que, antes de que empiece siquiera la ronda de consultas del rey, ya da por hecho que será propuesto él. Y como tal se exhibe.

Cuando tenga la encomienda de iniciar las conversaciones con todos. Pero si las conversaciones ya las has iniciado con los que tú has elegido: Podemos, Esquerra, PNV, Junts per Cataluña. Con los demás (el PP, Ciudadanos, Vox) aún no ha intercambiado una palabra. Mientras a Esquerra la cubre de flores –-porque es un partido histórico de izquierdas— al PP lo trata de sucursal de la ultraderecha. Y le afea a Casado la misma contradicción en la que vive él.

Antes de que Casado dijera que la investidura no debía depender bajo ningún concepto de los independentistas lo había dicho otro líder político. Responde al nombre de Pedro Sánchez.

· Y quinta prueba, y última, del estado de la cuestión: lo de Meritxel Batet. Que se va a informar al rey de que ya hay Cortes y sale de allí ejerciendo de portavoz de la casa de su majestad.

La normalidad institucional… La normalidad de estar negociando el gobierno de España con quien impulsa resoluciones que el propio gobierno ha de impugnar en el Constitucional. La normalidad de estar negociando el gobierno de España con quien utiliza todos los recursos que tiene para denigrar a las instituciones españolas.

Que el rey quiera que haya gobierno está fuera de duda. Que al rey le dé igual qué gobierno sea y a qué precio se consiga ya es otra cosa.

Y al final, el rey puede querer lo que sea, pero aquí quien decide lo que se hace es el Parlamento. No olvide Batet que éste es el mismo rey contra el que cargan todos los días estos dos partidos con los que está negociando Sánchez su presidencia: Esquerra y Junts per Cataluña. Son estos dos partidos, a los que Sánchez ha elegido encomendarse, quienes abusaron de su poder en el Parlamento catalán para reprobar a este rey cuya palabra ahora invoca Batet como si fuera palabra de dios.

Predicando la palabra de dios para justificar que te estás entregando a los ateos.

También te interesa...

Monólogo de Alsina: "PSOE y ERC no necesitan celestinas, eso está encauzado. De cita en cita. Hombres y mujeres y viceversa"

Monólogo de Alsina: "Salvo que Sánchez tenga un pacto ya con ERC, las terceras elecciones son una incógnita"

Monólogo de Alsina: "Gracias a la Cumbre del Clima vamos a ver a Pedro Sánchez en conferencia de prensa"

VOTA por el mejor monólogo de Carlos Alsina de la temporada 2018/2019