Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL BLOG DE ALSINA

Amarramos la radio en el muelle de Vigo

Les voy a decir una cosa.

Ondas do mar de Vigo /

hay que ver cuántos amigos. /

Carlos Alsina | Vigo | 24/09/2012

Mercancías en el puerto de Vigo

Mercancías en el puerto de Vigo / EFE

Como los trovadores de otro tiempo, como el juglar que iba de parroquia en parroquia, declamando sus crónicas en verso, hoy La Brújula recala en Vigo, en el puerto que es orgullo de los vigueses, para dejarnos inundar de aire salobre y brisa atlántica. Vigo, que es ciudad abierta, industrial y marinera, cuna de músicos y de ostreiras, de escritores y de ricas herederas, Vigo que hace vida de ría y de soportales, que fabrica coches y construye barcos, tierra de cruceiros y destino de cruceros, éste el muelle al que hoy amarramos la radio para disfrutar de una noche serena.

Lo dejó escrito Cunqueiro, que casi todo lo escribió antes que el resto: “Vigo fue fundada al pie de un verso de Martín Códax”.

Buenas tardes, Vigo. Gracias por el recibimiento.

A punto hemos estado de quedarnos hoy sin Brújula por culpa del tenazas cortacables que anoche dejó sin luz el estadio del Rayo. El campo a oscuras. La gente decía: esto es por la reforma eléctrica que anunció el otro día el gobierno. Como va a subir tanto la luz, en los estadios van a poner antorchas. Eso, o se juegan los partidos a las doce de la mañana, que no hacen falta bombillas. Habrá que preguntarle a Mouriño como lo ve, no el portugués sino el de Vigo, el presidente del Celta. ¿Cuántos seguidores del Celta hay aquí? Todos de buen humor porque vuelven a estar en primera. ¿Del Dépor hay alguien en la sala? (Juega esta noche en Coruña con el Sevilla). ¿Del Pontevedra? ¿Laicos que no comulgan con ningún equipo?

La estrella del Celta es este surcoreano, Park Chu Young. Que ha debutado con buen pie en Balaídos. El príncipe de Mónaco le llamaban cuando jugaba en el Mónaco. Ahora habrá que llamarle el sireno. Está aprendiendo a decir algunas palabras en gallego, “o domingo gañaremos”. Le sale con acento coreano, claro.

Está el gallego con acento coreano y el gallego con acento de Mario Conde, y canta más el segundo que el primero. Es un poco sobreactuado, digamos. ¿Os acordáis cuando salía en el Un, dos, tres Beatriz Carvajal? Interpretaba a Carmiña, la hija de Simbad el marineiro. En cuanto aparecía en el plató le ponían de fondo las gaitas y ella lo decía todo terminado en “iño” y en “iña”. Como hace de gallega... A Conde no le pusieron gaitas, pero él sí puso acento. El público, extrañado, decía: hemos venido a ver la regeneración de Mario Conde y esto es la reencarnación de Xan das Bolas.

De Xan das Bolas es más difícil acordarse porque es un señor de hace muchos años, antiguo. Bueno, en eso también se parecen. Yo me acuerdo de Xan das Bolas porque salía en una película que los que nos dedicamos a esto hemos visto muchas veces. “Historias de la radio”, ¿os acordáis? De José Luis Sáenz de Heredia. Hay que enviar al hijo de doña Eulalia un niño a Estocolmo a operarse, hacen falta dos mil pesetas y al sargento de la Guardia Civil, que era Xan das Bolas, se le ocurre que el maestro del pueblo vaya al concurso de la radio Todo o nada. La última pregunta es quién fue el delantero que marcó el primer gol en un estadio el día que se inauguró. Y el maestro exclama: ¡yo, fui yo, Pichirri, y de penalty!

En la radio de entonces se hacían muchos concursos con público porque a la gente le gustaban mucho. Hoy lo que hacemos son concursos a ver quién es el próximo alcalde en caer detenido. Los Pokémon. Han oído hablar de los detenidos de la operación Pokémon son sospechosos, ¿verdad?, de dar y recibir dinero (y regalos) a cambio de adjudicaciones de contratos públicos. Presuntamente.

El jueves estuvimos en Lugo y nos preguntamos por qué la policía había bautizado esta investigación como Pokémon. A falta de versión oficial arriesgamos una hipótesis que al final ha resultado correcta: el nombre se debe a la interminable lista de criaturas implicadas (y detenidas) en el asunto. Hay pikachus, sparkys, weedles, kakunas. Sobre todo kakunas, porque a decir de los investigadores la cosa apesta. ¿A qué? A lo de siempre: tráfico de influencias, cohechos e irregularidades en documentos públicos. O traducido: que uno que quiere quedarse con la contrata de limpieza de un edificio del ayuntamiento habla con otro que conoce al concejal que ha de tomar la decisión, y les regala un rolex, o le entrega dinerito en un sobre, o se lo ingresa en una cuenta en Suiza. Tú me pides un favor, yo te lo hago pero te lo cobro.

Y, por supuesto, me salto seguramente la ley y, desde luego, la ética para favorecerte a ti perjudicando a los demás competidores. Ha trascendido que se investigan sobornos en efectivo y en especie, por ejemplo, mariscadas, joyas o cajas de puros. Es como una Gurtel pero con menos pijerío, para entendernos. Chanchulandia pero sin trajes. Y bastante limitada geográficamente a esta comunidad, porque el grupo de empresas que está en el núcleo duro de la trama es Véndex, de Gervasio Rolando Rodríguez Acosta, en prisión preventiva, que tiene negocios en todas las ciudades principales de Galicia.

Con episodios tan llamativos como la caja fuerte de Paco Liñares, el que fue concejal de Obras de Lugo: la policía llego a su casa, vio una caja fuerte y dijo: me la abran. Pero el propietario no pudo abrirla porque dice que nunca tuvo la llave, que es una antigüedad que tiene de adorno, no para guardar cosas. La policía, que siempre sospecha, se llevó la caja a comisaría para abrirla. No se sabe si acabaron usando una palanca. Y si era la misma palanca que hoy ha empuñado Pérez Rubalcaba para intentar levantar del sillón al alcalde de Orense, Paco Rodríguez.

El alcalde convocó anoche a la prensa, como saben, porque quería hacer una declaración. Era de noche y domingo, estaba en libertad bajo fianza, de manera que todo el mundo dijo: esto es que dimite. Más que nada porque su sillón de alcalde lo sostiene el Bloque, y el Bloque ya le había dicho ayer que o dimitía él, o le dimiten ellos quitándole el apoyo.

La sorpresa, para casi todo el mundo, fue que Rodríguez lo que al final dijo es que es inocente y no ve motivo alguno para marcharse. Tiene sentido: si no has hecho nada, y nadie te ha condenado aún por cometer delito, por qué te vas a ir. Será que no hay alcaldes en España, de todos los partidos, que han sido imputados y ahí siguen. En otras circunstancias igual hasta su partido le hubiera quitado importancia al asunto. Ah, pero estamos en vísperas de elecciones y los candidatos huyen de cualquier cosa que huela a kakuna. Como dijo ayer Pachi Vázquez, los socialistas “sufren por dentro”. Dices: ¿eso no era un anuncio contra las hemorroides? No, eso era sufrir en silencio.

A Rubalcaba le preguntaron esta mañana por el alcalde y dijo: ya vamos a hablar hoy con él. Que sonó a que le iba a hacer la palanca. Hay otro alcalde en libertad bajo fianza, el de Boqueixón, que éste es del PP. Y tampoco estaba por marcharse. A Feijoo también le preguntaron y dijo casi lo mismo que Rubalcaba: vamos a hablar con él y a hacerle una reflexión profunda. Una reflexión que no podrá rechazar. Que-te-marches. “Váyase, señor alcalde, váyase”.

En Galicia, los Pokémon son el asunto principal de la precampaña. En Cataluña y el País Vasco, donde también hay precampaña, el nuevo monotema se llama federalismo. Esto de las autonomías ya se ha quedado viejo, y estrecho, para los partidos nacionalistas y, desde hoy, para el principal partido de la oposición, que es gobierno en Andalucía y el País Vasco. El PSOE abraza el estado federal. Lo ha dicho hoy Rubalcaba. Cambiemos la Constitución para reordenar en España con un modelo no autonómico sino federal. Si Convergencia i Unió se ha ido al independentismo más o menos confeso, el PSOE aporta como alternativa el federalismo.

De aquí a las elecciones catalanas nos vamos a hartar de oír hablar de federalismo sí, federalismo no. Si usted, humildemente, lo que se está preguntando es qué cambiaría en su vida cotidiana si en lugar de vivir en una comunidad autónoma viviera en un estado que forma parte de los Estados Unidos de España, va a tener que seguir preguntándoselo.

Los dirigentes políticos, partidarios y contrarios, hablan de competencias centrales y descentralizadas, de los lander alemanes y sus peculiaridades, de la cámara territorial que sustituiría al Senado y de otras variantes de este mismo tema. De lo que aún no hablan, y a lo mejor deberían empezar por ahí, es de cómo se traduce todo eso en la vida corriente de las personas. Qué cambia, para mí, si en lugar de vivir en una comunidad autonómica vivo en un estado que forma parte de los Estados Unidos de España.

Si aspiran a que este debate le interese a todo el mundo, deberían cambiar la forma de plantearlo. Salvo que sólo quieran tenernos entretenidos con un nuevo estribillo que, al final, se queda en nada. Que también es una posibilidad. Y no sería, verdad, la primera vez que pasara. Asuntos tenemos para debatir esta noche. Espero que lo pasen bien y que estén entretenidos. Gracias de nuevo por venir y empezamos.