OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "Atascados en 1977"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre la reforma de la Ley de Memoria Democrática que quiere llevar a cabo del Gobierno de Sánchez para sortear la Ley de amnistía de 1977 e investigar los crímenes franquistas que acabaron impunes.

Carlos Alsina

Madrid | 18.11.2021 08:39

El día en que se consuma el enjuague. Aterrizan esta mañana en el Tribunal Constitucional los cuatro nuevos magistrados que eligieron Sánchez, Casado y Ione Belarra, o quien mande ahora mismo en Podemos, con la complicidad ovina –--salvo excepciones--- de sus grupos parlamentarios.

"Diez sillones para ti, diez sillones para mi"

Los cuatro magníficos, aupados más por su afinidad a los partidos que por sus currículums, prometen hoy sus cargos en la Zarzuela. Y se completa así la operación que diseñaron a cuatro manos el número dos del PP, Teodoro García Egea, hombre para todo de Pablo Casado, y Félix Bolaños, hombre para todo de Pedro Sánchez y figura sobresaliente en la última remodelación del Gobierno.

Lo siguiente que tienen entre manos, entre estas cuatro manos tan influyentes, ¿verdad?, es la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Por el mismo procedimiento: diez sillones para ti, diez sillones para mi. Pon ahí los nombres que quieras que yo no te los vetos. Diez de los tuyos, diez de los míos.

Los cuatro magníficos, aupados más por su afinidad a los partidos que por sus currículums, prometen hoy sus cargos en la Zarzuela

A las nueve de la mañana estará aquí el ministro Bolaños. Será la primera ocasión que tengamos de conversar con él desde que accedió al Gobierno hace cuatro meses. Y en un día en que el foco está puesto sobre el proyecto de ley que el ministro heredó de Carmen Calvo y que está negociándose ahora en el Parlamento. La ley de Memoria Democrática. Presentada por el Gobierno como una de sus banderas progresistas y para cuya aprobación (como para todo) requiere de más diputados de los que suman el PSOE y Podemos.

Se le ha complicado al Gobierno la cosa porque Esquerra Republicana está en contra de la amnistía. Dices: cómo va a estar en contra, si es lo que pedían para Junqueras y compañía. Ya, pero están en contra de la amnistía del año 77, de aquela ley de amnistía. O en rigor, están en contra de una parte de aquella amnistía: la que extinguió la responsabilidad de los cargos o funcionarios del régimen franquista que hubieran podido cometer delitos.

Esquerra Republicana está en contra de la amnistía. Cómo va a estar en contra, si es lo que pedían para Junqueras y compañía. Están en contra de la del año 77

Exigen que se reforme la ley del 77 para destopar, como se dice ahora, los procesos judiciales sobre aquellos hechos. El Gobierno, que no está por la reforma, ha intentado convencer a Esquerra de que se consigue lo mismo metiendo en la ley de la Memoria Democrática un añadido que diga que la amnistía debe interpretarse conforme al Derecho Internacional, o sea, pudiendo perseguir crímenes de lesa humanidad. Pero Rufián dice que esto es un apaño para dejar como está la amnistía.

Y ahí están, atascados en 1977.

Los más veteranos recordarán que aquella amnistía fue acogida por la izquierda como un triunfo, la salida de prisión, amnistiados, de los presos políticos del franquismo. Ahí estaba Marcelino Camacho como nombre más conocido. Ahí estuvieron las manifestaciones en Cataluña, al grito de ‘libertad, amnistía y estatuto de autonomía’. Y ahí estuvieron, porque también fueron amnistiados, presos de ETA o del Grapo a los entonces se dio la consideración de activistas políticos.

Fue una ley de borrón y cuenta nueva, es verdad, y la consecuencia menos deseable que trajo consigo fue la impunidad de quienes habían cometido abusos y violaciones de derechos fundamentales desde el poder que les confería su condición de funcionarios o agentes del orden del régimen franquista.

Y es verdad que cada vez que en los últimos cuarenta años alguien ha intentado investigar judicialmente o imputar por aquellos hechos a alguna persona se ha topado, claro, con la ley de amnistía. Como ayer explicó el secretario de Estado Enrique Santiago.

Aquella amnistía fue acogida por la izquierda como un triunfo, la salida de prisión, amnistiados, de los presos políticos del franquismo

En los juzgados y en los tribunales siempre se ha dicho lo mismo: no ha lugar porque la ley del 77 declaró extinguida la responsabilidad hubiera sido o no juzgada.

No es mal debate para una mañana como ésta, a dos días del 20N y dos años después de que fuera exhumado Franco.

Porque es verdad que los regímenes dictatoriales disfrutan de la impunidad mientras duran y, dependiendo de cómo caigan, la siguen disfrutando luego. En España el régimen dictatorial cayó de aquella manera: Franco agonizando en la cama al cabo de cuarenta años de poder absoluto y sin que los grupos de oposición hubieran conseguido tumbarle.

En Cuba, Fidel también murió en la cama

No es el único caso. Estos días estamos contando lo que sucede en Cuba. Fidel también murió en la cama, sólo que a él, a diferencia de Franco, le ha sobrevivido el régimen opresor e impune, como bien sabe el secretario de Estado Santiago, líder del Partido Comunista que siempre simpatizó, y aún simpatiza, con el gobierno represor de Cuba.

El último opositor cubano que ha tenido que irse de su país por el hostigamiento al que estaba sometido es Yunior García, el autor teatral que promovió las marchas por la libertad de este lunes. La sorpresa llegó ayer, al conocerse que voló desde La Habana a Madrid con el visado de turista que le dió nuestra embajada y sin que el Gobierno cubano lo impidiera.

Es probable que haya favorecido la salida porque se quita de en medio, así, a un activista. Quienes siguen en Cuba, como Carolina Barrero, vigilada, acosada y a ratos detenida, piden que no olvidemos lo que está pasando.

En el CIS de Tezanos Podemos mejora a costa del PSOE

El CIS dice que al 71% de los españoles la situación económica del país les parece mala o muy mala. Y que si hoy hubiera elecciones, el partido más votado sería el PSOE, 27%, un punto menos que en 2019. Podemos mejora a costa del PSOE.

Hay crónicas que hoy dicen que mejora mucho. A ver, mucho, mucho, tampoco. Le da Tezanos la mitad de porcentaje de voto que al PSOE y lo deja por detrás de Vox como cuarta fuerza. A Yolanda Díaz se la ve más izquierdista que Pedro pero menos que Iñigo Errejón. Saca Podemos seis décimas más que lo que sacó cuando hubo elecciones de verdad, en 2019: el 13,6 % del voto.

Al PP que tan bien parado sale en todos los sondeos de los medios privados, Tezanos lo deja con el mismo porcentaje de voto que obtuvo en las elecciones

Paradójicamente, al PP que tan bien parado sale en todos los sondeos de los medios privados, Tezanos lo deja con el mismo porcentaje de voto que obtuvo en las elecciones. Ni para adelante ni para atrás. Lo de Casado es doblemente paradójico en el CIS, porque le votaría el 20% de los españoles pero sólo quieren que sea presidente el 10%. Qué cosas.

En el PP andaluz dan por hecho que los presupuestos autonómicos ya no salen adelante porque tanto Vox como el PSOE presentan enmienda a la totalidad. Ayer dijo aquí Juan Marín, de Ciudadanos, que con presupuesto o sin ellos no hay voluntad de adelantar las elecciones. Lo veremos. Aunque lo más sonado que dijo en este programa es que quien está maniobrando desde Génova trece para cargarse a Ciudadanos en Andalucía y empujar a Juanma Moreno al adelanto electoral es Hervías, el antiguo hombre para todo de Albert Rivera.