OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "Tocamos el techo de la ola"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre el descenso de la incidencia media de España, el primer indicador que confirma que empieza a bajar la curva de contagios en esta sexta ola.

Carlos Alsina

Madrid | 19.01.2022 08:44

Lo peor de esta mañana, el incendio de la residencia de mayores de Moncada, Valencia. En la calle Mayor. Cinco personas fallecidas, veinte intoxicadas, tres de ellas graves.

La médica Sandra Suescum, del centro de salud más próximo, nos contó esta madrugada en qué situación estaban los residentes cuando ella llegó al edificio. El fuego comenzó en torno a la medianoche y los bomberos y la Guardia Civil investigan qué lo causó.

La sexta ola toca techo

Lo peor de la mañana es este incendio. Lo mejor de la mañana es que la sexta ola toca techo.

Bendito sea el techo. Siempre será mejor contar que tocamos el techo (o el pico de la curva que habría dicho aquel portavoz de pelo alborotado y voz quebrada, ¿cómo se llamaba?, sí, eso, Fernando Simón), siempre será mejor que la noticia sea que la tendencia cambia que no esta otra que hemos estado contando desde mediados de octubre: incremento tras incremento tras incremento de los contagios.

En ese momento estamos. Hoy es el primer día de bajada al cabo de tres meses de subida

El techo es el más alto que llegamos a imaginar nunca ---tres mil trescientos contagiados de Covid por cada cien mil habitantes, sin contar los test que dan positivo en casa---, pero justo por eso suspiramos desde hace semanas por tocar techo y empezar a ver bajar la maldita curva. En ese momento estamos. O todo indica que estamos (pongamos la prevención por delante porque éste es el primer día de bajada al cabo de tres meses de subida; para que sea tendencia necesitamos unos cuantos días más bajando). Pero en ese momento estamos.

No es azar sino estadística. Puro cálculo matemático

Hace hoy siete días les contaba que el matemático de cabecera de este programa, Santi García Cremades, anticipaba que hoy podríamos contar buenas noticias. Iba a decir ¡bingo!, pero eso sonaría a juego de azar y esto es todo lo contrario. No es azar sino estadística. Puro cálculo matemático.

Hace dos semanas estábamos explicando aquí el porqué de fijarnos en la media de incidencia no de los últimos catorce días sino de la última semana: es el primer indicador que afloja cuando va a llegar el cambio de tendencia. Se confirmó.

Estado de la cuestión pandémica a diecinueve de enero. La incidencia media del país se reduce ligeramente respecto de ayer (pero se reduce); las dos franjas de edad con mayor incidencia siguen siendo los veinteañeros y los cuarentones (cuadragenarios, para que no se me enfade Marta); hay diecinueve mil hospitalizados con Covid, dos mil doscientos en UCI.

Si lo primero que baja es la incidencia media, lo último que baja son los fallecimientos. Están muriendo cada día más de cien personas por Covid en España

Y como advertimos también hace días, si lo primero que baja es la incidencia media, lo último que baja son los fallecimientos. Están muriendo cada día más de cien personas por Covid en España. Y la Organización Mundial de la Salud insiste: ómicron no es un virus banal, los recursos sanitarios con que cuentan las naciones es muy desigual y estamos lejos de poder proclamar que la pandemia ya es historia.

La prioridad no es dejar de contabilizar contagios sino aumentar la población vacunada.

Recuperar el músculo turístico es una necesidad

Que encaremos la bajada de la ola en España es una noticia que recibirán con alivio los médicos y enfermeras que andan desfondados y que levantará el ánimo a los profesionales del turismo que no terminan de salir del bache en que los metió el coronavirus.

Esta mañana se inaugura en Madrid Fitur, la feria del turismo. Para nuestro país, recuperar el músculo turístico en plenitud más que un deseo es una necesidad. Bendito sea el techo de la ola también por eso.

Hoy la sociedad padece mayor desigualdad y hay más familias en la pobreza que antes de la pandemia

La recuperación económica que el Gobierno tiene todo el día en la boca está condicionada a que se despeje del todo el horizonte. Y hay mucho desgarro por remendar, como ayer exponía la Fundación de Estudios de Cáritas. Hoy la sociedad padece mayor desigualdad y hay más familias en la pobreza y la exclusión que antes de la pandemia.

Han dado positivo dos ministras, Yolanda Díaz y Diana Morant, y ellas mismas se han encargado de informar en Twitter. Del contagio y de que suspenden unos días sus agendas. Es natural. Se llama cuarentena obligatoria de siete días. Pero informan ambas de estarán teletrabajando, ni un día de descanso, el país así lo demanda. Dos positivos en el Consejo de Ministros que se reunió ayer, igual acaban siendo más de dos, ya veremos.

El Gobierno hace ofertas a sus socios habituales

Diecinueve días después de que entrara en vigor la nueva legislación laboral, lo cierto es que el Congreso de los Diputados aún no ha podido ni debatirla ni convalidarla. Cosa de las vacaciones parlamentarias. El Gobierno está aprovechando el mes para hacer ofertas a sus socios habituales a cambio del aval al retoque de la reforma.

En 'La Brújula' dijo el pope de Esquerra Republicana el lunes que si el Gobierno no traga con lo que ellos le exigen, votarán que no. Y lo dijo con la misma convicción con que Esquerra ha dicho eso mismo en multitud de asuntos para acabar votando que sí.

El Gobierno coincide con Esquerra y con Bildu en el proyecto de país, pero el proyecto del independentismo es que el país deje de ser un país

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, hizo un cálido llamamiento a sus aliados habituales, entiéndase Esquerra, Bildu, el PNV, para que dejen de ponerle peros.

Para un momento, que resulta que el Gobierno coincide con Esquerra y con Bildu en el proyecto de país. Esto sí que es notable. Teniendo en cuenta que el proyecto de país de Esquerra se llama República Catalana independizada de España, o sea, una España amputada y sin Cataluña, ¿de verdad coincide el Gobierno en ese proyecto?

Teniendo en cuenta que el proyecto de país que tiene Bildu se llama Euskalherría, la República Vasca Independiente incluyendo Navarra, ¿de verdad coincide en ese proyecto el Gobierno de coalición? Vaya con el proyecto de país. El proyecto del independentismo es que el país deje de ser un país, ministra portavoz.