Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

MÁS DE UNO

José Ramón de la Morena: Llegan River y Boca, pero los ultras se han convertido en más protagonistas que los propios futbolistas

La semana va a coger otro interés porque llegan el River y el Boca para jugar la final sudamericana el próximo domingo en el Bernabéu.

ondacero.es |  Madrid |  05/12/2018

La semana transcurre entre las eliminatorias de la Copa del Rey, que hasta el momento no están dejando sorpresas, porque al ser a doble partido los equipos grandes no se dejan sorprender con la facilidad que pudiera ser a un solo partido en el campo del más débil, lo que supondría ocupar menos calendario pero también menos dinero de las televisiones. Claro que eso también le daría un plus de emoción a unas eliminatorias que se hacen aburridas y predecibles, y quizá cobraría más interés para los espectadores, pero no está eso en discusión, y así seguirá la Copa hasta que decidan cambiarla. Pero la semana va a coger otro interés hoy en Madrid, porque llegan el River y el Boca para jugar la final sudamericana el próximo domingo en el Bernabéu.

Vienen obligados por la organización de fútbol americano, que les sonroja haciéndoles jugar fuera de Argentina su final, porque allí se han dejado dominar y acobardar por los ultras del fútbol, que hacen negocio del propio vandalismo. Anoche mismo, hubo una amenaza de bomba en Buenos Aires, en el estadio de Boca, que posiblemente intentaba interrumpir el entrenamiento de Boca, que ya lo había hecho. Los dos equipos llegan hoy a Madrid, y detrás de ellos comenzarán a llegar sus seguidores. Aquí aseguran tener todo controlado, pero es imposible controlar a los incontrolados, cuando no se les conoce ni se les tiene identificados, porque a los que tienen antecedentes seguramente no les dejarán salir de allí ni entrar aquí, pero hay muchos seguidores argentinos en España, y formar el lío parece que ya forma parte del espectáculo de esa final…en la que los ultras se han convertido en más protagonistas que los propios futbolistas