HISTORIA EN 'MÁS DE UNO'

'Azucre': Las voces de los gallegos esclavizados en Cuba

En 'Más de uno' redescubrimos un episodio de nuestra historia que apenas se conoce: La historia de miles de gallegos que trabajaron en Cuba como esclavos. Para ello, entrevistamos a Bibiana Candia, autora del libro 'Azucre', que recupera las voces de aquellos protagonistas.

ondacero.es

Madrid | 30.11.2021 14:17 (Publicado 30.11.2021 13:12)

El 10 de marzo de 1854, desembarcaron en el Muelle de Caballería de La Habana 315 jóvenes gallegos que llegaban a la isla en el crucero Villa de Neda. Aquellos muchachos gallegos, hombres jóvenes, fueron en ese primer viaje auspiciado por Urbano Feijóo Sotomayor, pero en total llegaron a la isla más de mil setecientos a lo largo de 1854.

Todos ellos pensaban que viajaban a Cuba para trabajar como hombres libres, pero la realidad que se encontraron allí fue mucho más desgraciada. La historia real de estos emigrantes gallegos convertidos en esclavos ha sido rescatada por la escritora Bibiana Candia en su primera novela, que se titula 'Azucre' y que está editada por Pepitas de Calabaza.

Una novela de personajes: Recuperar su voz para mantener la historia en la memoria popular

Al empezar a escribir, le supuso un mayor esfuerzo encontrar una voz narrativa porque nunca se había imaginado a sí misma escribiendo una novela histórica. Sin embargo, Bibiana tenía claro que "la única manera de que esta historia llegase y se quedase en la memoria popular era retratando el testimonio de ellos, de los protagonistas".

La única manera de que esta historia llegase y se quedase en la memoria popular era retratando el testimonio de los protagonistas

Ésa era precisamente la parte que faltaba de la historia, pues aunque hay muchos artículos académicos y datos, no había voces reales de personas que estuvieron allí y lo contaron. Por ello, ha escrito una novela de personajes desde el punto de vista "estrictamente de ellos", cuenta Bibiana en 'Más de uno'.

Esta historia, que en el siglo XIX afectó a 1.700 familias en el entorno rural como Galicia, no existe en nuestra memoria popular. "Me dejaba estupefacta que nadie tuviera la más mínima referencia de esto", dice la autora.

La relación cíclica de la esclavitud

La estructura circular de la novela -empieza y acaba con el mismo diálogo- está pensada a propósito porque, como explica Bibiana, la condición de esclavitud "es una relación cíclica, se va a seguir repitiendo y se sigue haciendo", como la trata de mujeres o la explotación laboral de obreros que han muerto en Catar construyendo las instalaciones para el mundial de fútbol. Por desgracia, "siempre hay gente desgraciada que busca un lugar mejor donde buscarse la vida y siempre va a haber gente sin escrúpulos que se puede aprovechar de ellos".

"Muchos nunca llegaron a saber que eran hombres libres"

Durante la escritura de la novela, Bibiana intentó acceder a las cartas que envían las familias de aquellos gallegos pidiendo ayuda y que están en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, a pesar de solicitar su acceso, nunca se lo permitieron porque se encuentran estrictamente protegidas. Todavía ahora sigue intentando conseguir el acceso para poder ver las cartas; "no tiene sentido que estén restringidas después de tanto tiempo".

A pesar de toda la documentación, tampoco se sabe mucho de la historia. "Muchos de ellos se escaparon y seguramente nunca llegaron a saber que eran libres", puntualiza Bibiana.