Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

HISTORIA DE BEATRIZ RAMOS

Una joven de 26 años decide amputarse la pierna para dejar de sufrir un dolor incesante

Victoria Snell se rompió la pierna derecha a los 21 años mientras paseaba con un amigo. Se sometió a varias cirugías para recuperarse pero el dolor incesante no remitía.

Beatriz Ramos Puente | @Ramos_Puente |  Madrid |  Actualizado el 27/07/2018 a las 13:52 horas

"Duele todo el tiempo, sin que suene dramático, no recuerdo la última vez que caminé y no me dolió. Ha pasado mucho tiempo. Generalmente, al final del día, lucho para soportar cualquier peso y luego el dolor vuelve a empezar a la mañana siguiente". Y entonces se enfrentó a un gran dilema: seguir con un dolor insoportable para toda la vida o tomar una decisión drástica pero irrevocable. Antes de que llegaran las navidades, Victoria se decidió en un gesto muy valiente: que le amputaran su pierna enferma. Tras la intervención, celebró una fiesta a modo de homenaje. Ahora sabe que tomó la decisión correcta.

"Lo sentí tan claramente que pensé que todavía estaba allí, así que me senté lo mejor que pude y vi que mi pierna ya no estaba ahí y, sinceramente, me sentí aliviada". Seis años después del accidente, Victoria se está acostumbrando a su nueva prótesis.