ENTREVISTA CON CARLOS ALSINA

¿Qué ha pasado en Perú? las circunstancias que rodearon al golpe de estado fallido de Pedro Castillo

El gobierno de Pedro Castillo se caracterizaba por su incapacidad de gobernar un sistema político completamente fragmentado y sumido en el caos y la confrontación.

🔴 Crisis política en Perú: Pedro Castillo, detenido acusado de rebelión y conspiración tras intentar disolver el Congreso

Lucía Noguerales

Madrid | 08.12.2022 10:25

El Congreso de Perú estaba votando ayer una moción de vacancia -como se denomina en el Parlamento peruano a la moción de censura- contra su presidente, Pedro Castillo. Para evitar que prosperase, el ahora expresidente ordenó la disolución del Congreso y decretó un gobierno de excepción para ostentar el poder legislativo, judicial y ejecutivo.

Castillo, ganador de las elecciones hace año y medio -y superviviente de dos mociones de censura-, creyó que prosperaría su método expeditivo para neutralizar la moción de censura que se votaba en el Parlamento.

Sin embargo, sus planes fracasaron. En contra tenía a su propio partido, a algunos de sus ministros, la Fiscalía General del Estado, el Tribunal Constitucional y la Fuerzas Armadas. También le ignoró el Congreso, que aprobó por mayoría la moción de censura con 101 votos a favor de 130 en total.

Tras la votación, la abogada izquierdista Dina Boluarte fue nombrada presidenta de Perú, la primera mujer del país en lograr ese cargo. Por su parte, Pedro Castillo permanece detenido después de que la Fiscalía haya abierto diligencias contra él por rebelión y conspiración.

¿Cuál es el contexto de este golpe de estado?

Santiago Roncagliolo, escritor y periodista peruano, califica de "caos" la situación política de Perú, donde en un año y medio ha habido tres mociones de censura y han pasado por el gobierno cien ministros diferentes.

Además de numerosos escándalos, el Gobierno de Pedro Castillo se ha caracterizado por un importante fraude fiscal y corrupción. "Ha sido un Gobierno tan incapacitado que no sabía ni cómo dar un golpe de estado", dice Roncagliolo sobre el escaso apoyo que recibió el presidente.

Un presidente con una enorme incapacidad para gestionar un sistema político totalmente fragmentado

Como ejemplo de lo caótico e improvisado que ha sido el golpe de estado, Castillo trató de huir del país tras fracasar, pero "se quedó atrapado en el tráfico" y fue detenido. "Hemos batido un récord, hemos tenido una dictadura de 180 minutos", recuerda con humor el periodista.

Las claves del gobierno de Pedro Castillo

La llegada de Pedro Castillo a la presidencia de Perú fue recibida por gran parte de la población con mucha ilusión por tratarse de un candidato diferente a la habitual clase política, con un origen campesino y humilde.

La crisis política derivada de la pandemia de la Covid-19 fue el detonante para que los peruanos votaran a Castillo, un hombre hasta entonces desconocido que llegó "sin ninguna capacidad ni preparación" para gobernar.

Tras este año y medio de presidencia "se ha generado un caos donde nadie hace ni puede hacer nada" y donde destaca la continua "pelea" entre el gobierno y el Congreso, mayoritariamente de derechas. Ahora "nadie tiene un proyecto", critica Santiago Roncagliolo, quien cree que este problema político es también "un problema social".

¿Tiene futuro Dina Boluarte como presidenta?

Con el nombramiento de Dina Boluarte, se ha restablecido el orden que había antes del intento fallido del golpe de estado, aunque "tampoco es un orden muy prometedor". En su opinión, el nivel de la clase política actual "es muy precario" ante la decepción ciudadana con la clase política tradicional.

Hemos batido un récord, hemos tenido una dictadura de 180 minutos

En un principio, se pensaba que sería la embajada de México quien diese asilo al presidente peruano, una institución que tiene la tradición de acoger a numerosos políticos y mandatarios latinoamericanos. Sin embargo, por el momento parece que el expresidente peruano no tuvo tiempo de pedir asilo político a la embajada mexicana.

"Si la clase política quiere sobrevivir, tiene que llegar a algún tipo de acuerdo", sostiene el periodista, mientras considera que Dina Boluarte está algo más preparada para ser la presidenta de Perú que Pedro Castillo.

Una política totalmente fragmentada

Ramón Jáuregui, presidente de la Fundación Euroamerica, califica a Castillo como "un presidente con una enorme impericia e incapacidad para gestionar un sistema político totalmente fragmentado".

En Perú, país donde estuvo presidiendo un foro hace un mes, la política camina al margen de la economía del país, que está sana gracias a la buena gestión del presidente del Banco Central, Julio Velarde.

Sin embargo, "los partidos políticos tradicionales han desaparecido" y la política más que polarizada, "está rota", analiza Jáuregui. Por ello, vaticina "una convocatoria electoral anticipada" en los próximos meses.

Pedro Castillo estaba denunciado por la Fiscalía General del Estado con acusaciones muy graves de corrupción. Finalmente, lo que ha hecho es "un intento de golpe tragicómico", una operación ridícula que ha sido resuelta por una enorme respuesta constitucional.

Los retos de la izquierda en Latinoamérica

Perú debe centrarse en la reestructuración del sistema político, recuperar la democracia con el fortalecimiento del sistema democrático.

El rechazo de este golpe de estado por parte de los partidos de la izquierda puede ser una buena noticia para la izquierda en Latinoamérica, la cual, según Jáuregui, tiene tres retos fundamentales:

  • La consolidación democrática: la convicción de que la democracia es el único marco en que pueden desarrollarse proyectos políticos
  • Una política que apueste por formalizar sus economías mediante cotizaciones, Seguridad Social, ingresos fiscales, etc, con el objetivo de que el Estado sea más fuerte y proporcione educación, sanidad y seguridad a sus ciudadanos
  • Integración de la región, que está completamente fragmentada, y para competir como un continente potente en el siglo XXI