ENTREVISTA CON CARLOS ALSINA

Esteban González Pons asegura tener "por escrito" el compromiso de Bolaños para no reformar el delito de sedición

Esteban González Pons, vicesecretario institucional del PP, dice sentirse engañado por Félix Bolaños, quien le había mostrado "por escrito" su compromiso de que el Gobierno no reformaría el delito de sedición.

ondacero.es

Madrid | 31.10.2022 10:03 (Publicado 31.10.2022 09:31)

La semana pasada el Partido Popular dio por suspendida la negociación con el Gobierno para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aludiendo a la intención del PSOE de reformar el delito de sedición para contentar al independentismo catalán.

Félix Bolaños, responsable de negociar el acuerdo con el popular Esteban González Pons, aseguró en este programa que fue el PP quien "rompió la negociación de manera unilateral" y criticó duramente a Alberto Núñez Feijóo por no imponerse a ciertas "fuerzas muy poderosas de la derecha más extrema".

"El Gobierno ha elegido a los independentistas"

Por su parte, González Pons asegura en 'Más de uno' que ha hecho "todo lo que estaba en mi mano" para que el acuerdo prosperase, pero "el Gobierno estaba jugando con dos barajas: con los independentistas y con los constitucionalistas" y, finalmente, ha elegido a los independentistas.

No podemos llegar a un acuerdo sobre la Constitución con un partido que al mismo tiempo está pactando con los independentistas devaluarla

"Como constitucionalistas, no podemos llegar a un acuerdo sobre la Constitución con un partido que al mismo tiempo está pactando con los independentistas devaluarla", sostiene Pons sobre la línea roja que el PP trazó desde la primera reunión, donde acordaron no tocar el tema de la sedición.

Temas principales que quedaban por pactar

El pasado martes era la primera fecha para hacer público el acuerdo, pero fracasó. "La negociación no estaba pactada, quedaba el tema principal para que lo discutieran los presidentes, que era qué fórmula se le ofrecía al CGPJ para que plantease un nuevo modelo de elección del Poder Judicial", explica.

Desde la primera reunión en la Moncloa, Feijóo advirtió a Sánchez de esta línea roja, que consistía en cumplir las directrices de la Unión Europea, "renovar, pero también reformar" el CGPJ.

Además, para que hubiese pacto, Sánchez tenía que dar garantías de que no habría ningún magistrado afín a Esquerra Republicana en el Tribunal Constitucional y acordar que serían los magistrados y vocales quienes decidieran el presidente del CGPJ y Tribunal Constitucional.

Oposición de los ministros jueces Marlaska, Robles y Llop

Durante la negociación, se produjo una fuerte división en el Gobierno en relación con la reforma acordada para despolitizar la Justicia, por la cual se trataba de impedir que un juez que se metiera en política volviera a la judicatura después de dos años.

Sin embargo, los ministros Fernando Grande-Marlaska, Margarita Robles y Pilar Llop, "discrepaban que ese compromiso se les aplicase personalmente a ellos", como jueces que se dedican actualmente a la política, y desde el martes "hubo una oposición por parte de los ministros jueces a que el acuerdo fructificase".

Esta no es la única división que se ha producido en el Gobierno, pues en Unidas Podemos sabían desde la semana anterior que su magistrada candidata, Victoria Rosell, no estaba en la lista de los veinte vocales que pactarían entre el PP y el PSOE.

Teníamos un interlocutor dividido, como mínimo, en tres partes y negociando a la vez con Esquerra

Todo ello, unido a la división entre Bolaños y Sánchez sobre la reforma del delito de sedición, supuso que "teníamos un interlocutor dividido, como mínimo, en tres partes y que no era libre porque mantenía a la vez una negociación con nosotros y con Esquerra Republicana".

El "engaño" sobre el delito de sedición

La reforma del código penal para reducir las penas por sedición ha sido un asunto principal para que se dinamitasen las conversaciones para renovar el CGPJ.

Esteban González Pons pone encima de la mesa las palabras "engaño" y "mentira" porque, según explica, "Félix Bolaños siempre me dijo que lo del delito de sedición era una 'no noticia' o periodismo de autor".

A pesar del compromiso de Bolaños, el presidente Pedro Sánchez le manifestó todo lo contrario a Feijóo; "sólo por eso cualquier negociador se levantaría de la mesa".

Compromiso "por escrito" de Bolaños para no tratar la sedición

Finalmente, González Pons asegura que tiene "por escrito" los compromisos del ministro Bolaños por los cuales se pretendía evitar que la rebaja de las penas por sedición afectasen a la negociación del Poder Judicial.

Por su parte, se muestra discreto al respecto y prefiere no hacer públicos los mensajes porque "no es de caballeros".