Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON AGUSTÍN ALCALÁ

Crónicas agustinas: Así ha sido la actuación de Shakira y Jennifer López en la Super Bowl 2020

Nuestro corresponsal en Estados Unidos, Agustín Alcalá nos cuenta en Más de uno todo lo que debemos saber de la Super Bowl, con la actuación de Shakira y Jennifer López en el Hard Rock Stadium de Miami. "Han metido un ritmo a un partido que, hasta que ellas han llegado, parecía bastante aburrido", dice y añade que "han demostrado que el ritmo latino ha sido mejor que el mismísimo partido".

Agustín Alcalá | ondacero.es
Madrid | 03/02/2020

Shakira y Jennifer López, las grandes triunfadoras

Los Kansas City Chiefs, el orgullo del estado de Missouri, han ganado su segunda Super Bowl después de una espera de medio siglo. Su triunfo por 31-20 frente a los San Francisco 49ers ha sido posible gracias a una rSan Francisco 49ersen el último cuarto, cuando en un periodo de cinco minuto han logrado tres touchdowns y han dado la vuelta al marcador.

Quizás inspirados por el bullicio y la energía que han creado en el terreno de juego dos hispanas. Las caras de una américa en el que las minorías exhiben su poder en la cultura y en la sociedad. La colombiana Shakira y la boricua, Jennifer López, han metido un ritmo a un partido que hasta que ellas han llegado parecía bastante aburrido. Ambas, con sus caderas han puesto a bailar a los espectadores del Hard Rock Stadium de Miami a ritmo de 'Waka waka', 'Hips don't lie' y de 'Chantaje'.

La actuación de la colombiana y de la puertorriqueña junto con los populares cantantes latinos J.Balvin y Bad Bunny, ha sido lo que este show musical necesitaba después de que estos últimos años hubiera dominado el aburrimiento, la sosería y los cantantes de segundo nivel.

JLo subida en una larga barra de club picante, las dos cambiándose varias veces de vestuario, con ese movimiento de caderas que llevan en la sangre y con su hablar en español han demostrado que el ritmo latino ha sido mejor que el mismísimo partido.