Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

HISTORIA DE BEATRIZ RAMOS

Una profesora deja en su testamento un millón de dólares para financiar becas para niños de educación especial

Genevieve Via Cava amaba enseñar y también adoraba a sus alumnos. Daba clases en Dumont, Nueva Jersey, y dedicó 45 años de su vida a ayudar a estudiantes con discapacidad. Tras su jubilación continuó visitando su distrito escolar, revisando sus propias clases y a veces deteniéndose en el despacho del director Genevieve no tuvo hijos ni familia inmediata, y amasó una pequeña fortuna gracias a sus habilidades para ahorrar.

Beatriz Ramos Puente | @Ramos_Puente | Madrid
| 22/06/2019

Un amigo cercano asegura que su familia pasó por un momento difícil durante la Gran Depresión. Siempre llevaba la misma ropa y no tenía ni idea de que tuviese guardada tal cantidad de dinero. Pero Genevieve nunca gastó más de los estrictamente necesario, ni siquiera para los audífonos que necesitaba.

Murió en 2011, pero en su testamento dejó una sorprendente donación: un cheque de un millón de dólares para financiar becas para que estudiantes de educación especial pudieran ampliar sus estudios. Uno de los gerentes del distrito escolar califica el regalo como una "una bendición".

Cuenta que había recibido donaciones con anterioridad pero nunca esa cantidad de golpe. Gracias a ese cheque, la próxima primavera habrá becas para los estudiantes de educación especial que planean continuar su educación. Las escuelas públicas de Dumont no serán las únicas beneficiarias de su generosidad, ya que Genevieve dejó otros 100.000 dólares a cinco organizaciones más.