Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

NO HA RESPONDIDO A DOS HORAS DE AUXILIO

Mubarak clínicamente muerto al sufrir un infarto

Fuentes médicas del hospital aseguraron en un primer momento que Mubarak, de 84 años, fue trasladado a un hospital militar en El Cairo y el exdictador no respondió positivamente a los intentos de auxilio. Sin embargo los servicios de seguridad egipcios dicen que está "completamente inconsciente" y con respirador.

ondacero.es | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 13:38 horas

El expresidente egipcio Hosni Mubarak (Archivo)

El expresidente egipcio Hosni Mubarak (Archivo) / EFE

Los doctores que han recibido este martes al expresidente egipcio Hosni Mubarak cuando ha sido trasladado de urgencia en helicóptero al hospital militar del barrio cairota de Maadi han declarado clínicamente muerto al exmandatario, según ha informado la agencia oficial de noticias MENA.

Frente a la versión aportada por responsables médicos a la agencia estatal, dos fuentes de los servicios de seguridad consultadas por la agencia de noticias Reuters han asegurado que "todavía es pronto" para confirmar que Mubarak está clínicamente muerto aunque se encuentra "totalmente inconsciente" y con "respiración artificial".

Las fuentes médicas citadas por la agencia de noticias oficial han asegurado que Mubarak ha sufrido este martes un infarto de corazón y que las maniobras de reanimación que se le han practicado no han logrado mantenerle con vida.

A pesar del anuncio realizado por MENA, el abogado del expresidente, Farib el Deeb, ha asegurado que Mubarak todavía sigue vivo y que los esfuerzos por lograr su reanimación están teniendo algunos efectos, según ha informado el diario estatal 'Al Ahram' en su edición digital.

Los periodistas de este rotativo que están destacados en la plaza Tahrir de El Cairo, símbolo de la resistencia contra Mubarak, han informado de que los manifestantes que estaban protestando en el céntrico emplazamiento han celebrado con vítores y fuegos artificiales las noticias sobre la muerte del exdictador.

Horas antes, fuentes de los servicios de seguridad habían informado de que Mubarak iba a ser trasladado de urgencia en helicóptero a un hospital militar porque había entrado en estado de coma tras sufrir un infarto en la prisión de Tora, en la que se encontraba cumpliendo cadena perpetua.

La salud de Mubarak se había deteriorado significativamente desde que decidió renunciar al poder el 11 de febrero de 2011 por la presión de las manifestaciones masivas que exigían su dimisión. Su fallecimiento se produce dos días después de que los egipcios votaran en la segunda ronda de las elecciones presidenciales para elegir al que va a ser el primer presidente egipcio elegido en unos comicios democráticos.

Mubarak presenció desde una camilla el proceso judicial por la muerte de más de 800 manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad egipcias, un juicio que culminó con su condena a cadena perpetua el pasado 2 de junio.

Tras el fallo, varios medios de comunicación egipcios informaron de que la familia del expresidente estaba intentando que las autoridades ordenaran su traslado desde la prisión a un hospital militar dado su delicado estado de salud.