Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON IGNACIO RODRÍGUEZ BURGOS

La mirada cítrica: Quiebra la mítica Duralex

Ignacio Rodríguez Burgos trae su mirada más cítrica en La Brújula, en esta ocasión para hablar de la quiebra de la francesa Duralex, así como de los nuevos efectos del coronavirus en España.

Ignacio Rodríguez Burgos
   | 25/09/2020

Una de las marcas míticas de esta Vieja Europa es Duralex. Pero no todo dura toda la vida. La francesa Duralex se ha acogido a la protección del concurso de acreedores, es decir, está en quiebra

En juego están 250 puestos de trabajo. Y todo empezó por ambición. Hace tres años Duralex compró un nuevo horno para incrementar la producción. Un sueño que se transformó en pesadilla que puede poner en peligro una empresa que nació hace 75 años.

En España seguimos contabilizando efectos de la Covid. Por ejemplo que bajan un 13% las altas en las pensiones y aumentan un 13% las bajas por culpa de la mortandad derivada de la pandemia, según la Seguridad Social. Y un juez de Cantabria reconoce el derecho de una trabajadora a gozar de unas vacaciones que coincidieron con el Estado de Alarma. Las vacaciones son un derecho prioritario. Se abre un nuevo melón

Otro punto al que habrá que seguir con interés es la capacidad de autónomos y pymes para devolver los créditos que solicitaron en lo más agudo del confinamiento. A partir del próximo mes algunos deberán ir devolviendo los préstamos avalados por el ICO. Con el regreso de las restricciones la caja no está boyante y más de uno va a terminar protagonizando un fallido

El BCE teme que más de una empresa no vea salir el sol. Calcula que en Europa un billón 400 mil euros son créditos dudosos por eso pide una moratoria para evitar una destrucción masiva de la capacidad productiva.

Y los americanos.. La Unión Europea otra vez se enfrenta a las multinacionales estadounidenses, a los gigantes digitales. Bruselas puede perder una batalla, pero es capaz de regresar a la guerra fiscal contra Apple. De nuevo le exige que pague 13.000 millones de euros de las ventajas fiscales que le concedió Irlanda. La Comisión Europea no ceja en pegarle un bueno mordisco fiscal al amigo americano.