LA BRUJULA

La mirada cítrica: "CEPYME asegura que hay 44.000 empresas menos que en 2019"

Ignacio Rodríguez Burgos analiza con su particular visión la actualidad económica en La Brújula

ondacero.es

Madrid | 07.09.2021 21:11

La digitalización de la economía y de la vida es creciente. En las calles de uno de los países más ricos del mundo, Singapur, han comenzado a patrullar robots policías. Son una especie de papelera con ruedas, con cámaras de vigilancia que recorren las avenidas observando que todo esté en orden. No se parece a ningún RoboCop.

Esto ocurre en uno de los países más desarrollados del mundo. En uno de los más pobres de América, El Salvador, se digitaliza el dinero. La nación que preside Nayib Bukele es la primera del planeta que ha decidido establecer el bitcoin como moneda de curso legal. El bitcoin lo ha celebrado revalorizándose en los mercados y otra vez salta por encima de los 52.000 dólares.

La adopción del bitcoin en El Salvador se puede ver como un experimento a tiempo real. Eso sí, se pone en marcha en un país que no tiene moneda propia, desde hace unas décadas utiliza el dólar y, además, la mitad de la población tiene difícil y complicado acceder al mundo cibernético.

Y el dinero, la falta de él, es una de las grandes preocupaciones al menos para 3.243 familias que son las que han visto llegar a su buzón una orden de ejecución hipotecaria por impago del préstamo. Los embargos por no poder pagar la hipoteca se han disparado en el segundo trimestre. Han aumentado más de un 250%.

CEPYME asegura que hay 44.000 empresas menos que en 2019. En la industria, el automóvil quiere apretar el acelerador con los coches eléctricos. Habrá inversiones multimillonarias. Volkswagen ha anunciado la producción de vehículos eléctricos en la factoría de Martorell de Barcelona y en la de Landaben de Navarra

Y ya que hablamos de electricidad, mañana nuevos incrementos en el coste de la luz, 135 euros el megavatio, cuando el Gobierno y el PP se enzarzan con propuestas a cuenta de la luz. Se ha convertido en campo abonado para la política aunque el gas es el que pone el precio.

Lo más paradójico es que tenemos la electricidad más cara cuando las tecnologías renovables son cada vez más baratas. Cosas de cómo se establece el precio y de la elevación de los derechos por contaminar. Lo verde tardará en imponerse cuando el Tesoro ha logrado 5.000 millones de euros con su primer bono verde. La demanda, las peticiones, superaban los sesenta mil. En la deuda pública lo verde si que vende.