Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Analizamos la evolución de esta lacra en nuestro país

El asesinato de Ana Orantes, un antes y un después en la conciencia colectiva sobre la violencia de género en España

La conciencia colectiva sobre la violencia de género comenzó a cambiar en España un día de diciembre de 1997. El del asesinato de Ana Orantes. Su marido la quemó viva once días después de contar en televisión una agonía de 40 años. Con ella cambió el discurso informativo. Su asesinato sirvió de espoleta para construir el primer plan de acción contra la violencia de género que en 2004 se transformaría en ley.

Belén Gómez del Pino
  Madrid | 11/06/2019

Desde 2003 y a través de estadísticas públicas, se trata de visibilizar el problema como forma de luchar contra él. Eso nos ha demostrado que la denuncia sigue siendo la asignatura pendiente. Que el año con menos asesinadas no baja de 47. Que después de la tragedia queda otra personalizada en un número, 245 huérfanos. Los niños que lo ven todo y lo sufren todo.

Las estadísticas nos cuentan que el 80% de la violencia de género permanece oculta. Y que a veces, las medidas de protección también fallan. El pacto de estado, firmado hace casi dos años, pedía acceso a ayudas sin necesidad de denuncia. Aún no es ley.

En estos momentos, según datos del Ministerio del Interior, son casi 58.000 las mujeres que en España tienen algún tipo de seguimiento policial como víctimas de violencia de género. En 369 de los casos se considera que el riesgo es alto. 12 están, según la policía, en riesgo extremo. No nos cansaremos de decirlo. El 016 es el teléfono de ayuda a las víctimas. Asesora y no juzga.