EN LA BRÚJULA

La carta de Ónega a Toni Cantó: "Es más rápido cambiar de partido e ideología que de domicilio y de padrón"

La carta de Fernando Ónega para cerrar La Brújula, hoy dirigida a Toni Cantó.

ondacero.es

Madrid | 25.03.2021 23:47

Buenas noches a Toni Cantó, actor y político español, aunque no sé por qué orden. Mire que hay movimientos políticos estos días: nombres ilustres que bajan de categoría por servicio a la causa; nombres que apenas habíamos escuchado, pero se hacen familiares de tanto repetirlos. Y todos muy publicados y hasta comentados en tertulias, simplemente porque son candidatos en Madrid. Que haya elecciones en la capital y su comunidad es como cuando nieva: parece que nieva en toda España y, desde luego, más que en ninguna parte de España. Es lo que tiene la capitalidad.

Y entre todos los nombres, el suyo, señor Cantó. Tan mencionado, tan comentado en todas las tertulias y tan investigado su empadronamiento, que cuando usted regresa a casa por la noche, se tiene que mirar al espejo y decirse: “hola, espejito mágico, hola Toni que en él te reflejas, pareces un hombre de estado”. Y no seré yo quien le niegue esa categoría. Lo que ocurre, quizá, es que no le llegó el tiempo ni la oportunidad de demostrarlo.

Lo intentó en UPyD, donde, por cierto, coincidió con Irene Lozano, que ahora va en la lista de Iván Redondo, perdón, de Ángel Gabilondo, que, como riman, me confunden. Lo intentó después en Ciudadanos y hoy los papeles cuentan cómo en la época donde Rivera se iba a comer el mundo antes de que los votos lo comieran a él, usted era más duro con el Partido Popular que Pedro Sánchez en la moción de censura. Le faltó decir que el PP era una panda de corruptos y Génova 13 la cueva donde se escondían y donde guardaban sus trabucos. Seguro que disfrutó con las narraciones de Bárcenas.

Y ya ve: es el PP quien ahora le ofrece la oportunidad de demostrar que es un hombre de Estado. Bueno, de momento, de comunidad autónoma, pero la Comunidad es la de Madrid. Supongo que la señora Ayuso, repuesta del sobresalto, le reservará un puesto de salida. Pero antes hay que esperar que se lo permita la autoridad, porque sus dos primeras lecciones son clamorosas, Toni. Una, que los candidatos, tanto usted como Pablo Iglesias, darían buen ejemplo si conocieran la legislación electoral. Y la otra, señor Cantó, que es mucho más rápido cambiar de partido, militancia e ideología que cambiar de domicilio y de padrón.