Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN JULIA EN LA ONDA

Territorio Negro: Los padres de Nadia reclaman recuperar su custodia

En el Territorio Negro de Julio en la Onda, con Manu Marlasca y Luis Rendueles, analizamos la situación del caso de Nadia Nerea. Todos nos conmovimos con la historia de esta niña enferma, ahora adolescente, de cuya enfermedad se aprovecharon sus padres para estafar dinero. Los progenitores de Nadia Nerea reclaman ahora recuperar su custodia.

ondacero.es
  Madrid | 12/05/2020

Nadia Nerea cumplió 15 años el pasado 20 de abril, confinada en la casa donde vive con sus tíos maternos, en un pueblo llamado Santa María del Camí, en la isla de Mallorca. Su patria potestad y su tutela la tuvo el gobierno catalán y ahora el gobierno de Baleares, después de que sus padres fueran detenidos por estafa. Recorrieron televisiones y recaudaron mucho dinero para pagar tratamientos y operaciones a vida o muerte para su hija. La última batalla que protagoniza esta adolescente enferma, una batalla de la que ella no tiene culpa, es que sus padres reclaman de nuevo su custodia.

La historia, falsa en parte, que contó Fernando Blanco sobre su hija en platos de televisión, conmovió a miles de ciudadanos. Aquella estafa reventó a finales del año 2016. Los padres de Nadia fueron detenidos, juzgados y condenados. A pesar de que la enfermedad de Nadia Nerea no es terminal, Blanco aún sostuvo que su hija tenía una muy corta esepranza de vida y la había sometido a tratamientos en el extranjero. La Audiencia Provincial de Lleida declaró culpables al padre y la madre de Nadia Nerea. Fernando Blanco, el padre, fue condenado a cinco años de prisión; Margarita Garau, la madre, recibió una condena menor, de tres años y medio.

Los jueces entendieron que ambos estafaron a miles de ciudadanos con la gravedad de la enfermedad de su hija. Estimaron que la estafa había superado los 402.000 euros. Los padres recurrieron la sentencia y el padre, Fernando, entró en prisión. Cuando había cumplido la mitad de la condena, en junio del año pasado, salió en libertad provisional.

"Los jueces estimaron que los padres de Nadie Nerea habían estafado 402.000 euros"

Desde la detención de sus padres, la niña, Nadia Nerea, pasó a vivir con sus tíos maternos, es decir, la hermana de su madre y su marido. Y allí ha pasado todo este tiempo, estos tres años y medio ya. La madre de Nadia, Margarita Garau, no entró en prisión y regresó a vivir a Mallorca, donde está su familia, para poder estar cerca de su hija. Desde hace ya mucho tiempo tiene derecho a visitar a su hija los fines de semana. Margarita trata de rehacer su vida, gana algo de dinero limpiando casas y está haciendo cursos de formación. Vive en el mismo pueblo que su hija con la abuela de la niña. Lo que reclama la madre es recuperar la custodia de la niña y que ambas vivan juntas todo el tiempo.

Fernando Blanco salió de prisión el verano pasado. Se instaló en unos apartamentos de Cambrils, en la provincia de Tarragona, donde al parecer vive a cambio de hacer chapuzas y arreglos para el dueño. Puede ver a la niña una vez al mes y también mantiene videollamadas con ella. Y también ha reclamado recuperar la patria potestad y la custodia de Nadia Nerea. El asunto está en el juzgado número 12 de Palma de Mallorca, que iba a decidir sobre el futuro de la niña el pasado 4 de mayo, pero la vista se aplazó por la pandemia del coronavirus.

Nadie Nerea nació enferma, con tricotidistrofia, una enfermedad genética, rara, que padecen unas 50 personas en España y que en el caso de Nadia le provoca una discapacidad importante, de un 75 por ciento, y que la va a hacer necesitar cuidados de por vida.

Según los expertos, Nadia debe seguir como hasta ahora, viviendo con sus tíos maternos, recibiendo las visitas de su madre los fines de semana. Hay en todo esto una dificultad añadida y es que la madre ha ido distanciándose de su hermana, que es la que cuida a Nadia, por diferencias de opinión en todos estos años. Los padres de Nadia insisten en que la niña no está bien cuidada, que ha retrocedido en su salud, que camina torcida, que no es feliz y que la amenazan con meterla en un centro.

"Nadia se siente integrada en el entorno de los tíos"

El informe dice que no. Al contrario. Evidentemente, necesita cuidados, por ejemplo ayuda para comer, para control de esfínteres, pero señala que está acudiendo a rehabilitación, que tiene relaciones sociales, que acude a un psicopedagogo, a un logopeda, que hace patinaje y natación fuera del horario escolar. Concluyen que Nadia “se siente integrada en el entorno de los tíos, con vínculo afectivo, y en su entorno escolar, con integración en el grupo de iguales”, así que proponen que la cría siga viviendo con sus tíos. Es la misma valoración que han ido haciendo todos estos años desde el Servicio de Protección de Menores. Creen que Nadia y sus tíos tienen vínculos afectivos y que criarse con ellos está favoreciendo su desarrollo.

EL PERFIL PSICOLÓGICO DE LOS PADRES

Los informen sugieren que Fernando Blanco debería recibir tratamiento psiquiátrico y creen que su estado afecta a su capacidad como padre y para tomar decisiones que ayuden a Nadia en su vida diaria.En sus conclusiones al tribunal aseguran que el padre de Nadia “presenta rasgos compatibles de personalidad de tipo narcisista y alteración del estado de ánimo subyacente". De Margarita Garau, aseguran “carencias en las habilidades sociales y emocionales y sintomatología ansiosa, que están siendo objeto de intervención, junto a falta de confianza en los demás y conflictividad interpersonal que incide en su red social y de apoyo”. Y consideran que sería un "proyecto desfavorable para la niña" vivir con sus padres.

Seguro que te interesa:

-Territorio Negro: APRAMP y la liberación de mujeres explotadas

-Territorio Negro: Los menores en estado de alarma y las redes sociales