RAQUEL MARTOS Y PEDRO VERA

Persona Física y un señor de Murcia: "Tic-Tac", toma cumbre del G20

Repasamos la actualidad en clave de humor con Raquel Martos y Pedro Vera. Hoy hablamos de madres "whatsapperas" peligrosas, el ultimátum de Greta a los señores del G20 y la ecología para jóvenes

ondacero.es

Madrid | 02.11.2021 21:14

Esta semana se ha celebrado la Cumbre por el clima G20 en Roma, un acontecimiento que ha reunido a todos los líderes mundiales para llegar a acuerdos que mitiguen los efectos del cambio climático de aquí a unos años. Ningún gran político ha querido perderse semejante cita salvo la reina Isabel II, cuyos problemas de salud tienen preocupada a Raquel Martos, que ha intervenido para decir, en resumidas cuentas, que "mucho politiqueo y poca acción". Para Martos ha sido más un "a que voy yo y lo arreglo", pero la realidad es que la pobre mujer ya no está para muchos trotes, y menos si es para reunirse con sus amigos los líderes del mundo.

La cumbre, que ha dado mucho de sí, nos ha dejado imágenes para la posteridad, como la "cabezadita" de Biden, que se trasladó muy ecológicamente hasta el lugar con una comitiva, como dice Pedro Vera, de 50 coches; o el cabreo de Greta Thunberg por la inacción de los líderes, a los que ha acusado de decir mucho "bla-bla", pero de acordar más bien poco. Las declaraciones de la "niña eco" nos ha recordado a al famoso "tic-tac" de Hugo Chávez, Pablo Iglesias y Rafa Simancas, que más tarde Carmona versionó a "pim-pam" como recurso de política seria a la que ya nos tienen acostumbrados nuestros políticos.

Hablamos también de España, lugar donde, para sorpresa de todos, las instituciones siguen siendo campo de broncas y cabreos, como la que ha habido en el Senado tras la reunión de Sánchez con las vicepresidentas Calviño y Díaz, y en el Congreso tras la presentación de candidaturas al Constitucional por parte del PP y el PSOE. También damos un repaso a las redes, concretamente a sus desencuentros más entretenidos, como el que ha tenido una madre con el exrollete de Tinder de su hijo con el que solo había quedado en un par de ocasiones. La mujer, alimentada por la ira y la desesperanza de casar a su hijo, comenzó a amenazar a la chica para que volvieran, hasta el punto de perseguirla en el trabajo. Para Pedro Vera se trata de un claro contraejemplo de un "Tinder Bueno".

Y nos trasladamos a Finlandia, donde "el afán por quedar encima del resto" de los finlandeses según Vera, les ha llevado a obligar a los niños de guardería a plantar bosques artificiales para concienciarles sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente.