Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

¿Es procedente?

Despiden a un hombre por hablar mal en Twitter de sus jefes y compañeros

¿Se puede hablar mal en Twitter de tus jefes y compañeros de trabajo sin nombrarlos explícitamente? Por poder se puede pero no se recomienda. En los tribunales ya hay sentencias que estiman que un despido por ese motivo es procedente.

ondacero.es
  Madrid | 27/09/2019

Tenemos una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que justifica el despido de un trabajador, que se había dedicado a despotricar de sus jefes, compañeros, de la empresa en general, del mal ambiente y de la poca motivación que tenía; pero todo eso sin citar nunca a nadie con nombre y apellidos; pero todo el mundo en la oficina sabía que publicaba todo eso desde su cuenta de Twitter, con más de 100 mensajes algunos días y en horario de oficina.

Era fácilmente identificable. En eso se basa parte de la sentencia. El despido es procedente por tuits como estos: "Sólo estamos en la oficina yo y la cacho mierda de posventa" o "¿Por qué llamamos jefes a los monstruos de una mazmorra?". Y mucho insulto, estos son algunos de los más suaves.

La empresa se vio perjudicada y por eso le despidieron ajustándose a la ley, dice la sentencia. La reputación laboral de las empresas en Internet es un tema que nos ocupa desde hace tiempo. Al hilo de esto, en España lleva unos meses funcionando una plataforma, Workpinion.com, que ofrece la posibilidad de hacer críticas positivas o negativas de tu lugar de trabajo, jefes, compañeros, ambiente. Eso sí, hay que cumplir unas reglas, hay filtros.

Hay más de 400 empresas con comentarios. Para publicar hay que registrarse pero los mensajes se publican de forma anónima. ¿Las empresas pueden replicar? Están trabajando en esa opción. Dicen que cada vez hay más gente que consulta este tipo de plataformas para buscar un puesto de trabajo.