Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

PRESIDENTE DE LA GENERALITAT VALENCIANA

Ximo Puig: "Hay un problema de aritmética, en España un pacto a la valenciana no es posible"

El presidente de la Generalitat Valenciana ha estado en Julia en la Onda, que emite desde Bioparc.

ondacero.es
  Madrid | 20/06/2019

El presidente de la Generalitat Valenciana ha estado en Julia en la Onda, que emite desde el Bioparc de Valencia. "Es fundamental la defensa del planeta y el papel de Bioparc es importante", asegura Ximo Puig. Sobre las dificultades que tuvo para ser investido, Puig declara que "iba a salir, hay una voluntad de intentar gestionar adecuadamente aquello que han decidido los ciudadanos". El presidente valenciano añade: "Hay que ponerse de acuerdo para conseguir gobiernos estables, y esa es la pedagogía que a veces parece que no se entiende en España. La obligación es ponerse de acuerdo y hacer un programa común y gobernar para todos y para todas y no solo para quienes te han votado".

Sobre las declaraciones de Mariano Rajoy, Puig dice que está de acuerdo en que "hay una necesidad de estabilidad, sin estabilidad no se van a poder hacer los cambios que necesita el país. Un país no puede estar constantemente en plena campaña electoral". También es crítico con la actitud de Pablo Casado, líder del PP: "Me parece increíble que el señor Casado dijera que un partido responsable en España tenía que dejar gobernar a la mayoría minoritaria. No se puede ser tan cínico y tan absolutamente incoherente".

¿Sería posible que Ciudadanos se abstuviera en la investidura de Sánchez? "A día de hoy parece difícil que Ciudadanos se abstenga, pero han cambiado tanto de opinión que la esperanza es lo último que se pierde". Puig muestra su preocupación por "garantizar que aquello que es bueno para el país se vaya haciendo". También teme que se pierda la oportunidad de que España tenga mayor relevancia en la Unión Europea: "España puede tener un peso muy importante en Europa".

Pablo Iglesias pone como ejemplo de pacto de cooperación el pacto del Botànic entre el Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE) y Coalició Compromís (Compromís) con el apoyo de Podemos (Podem). "Hay un problema de aritmética, en España el pacto no es posible. La suma tiene que dar mayoría absoluta para que haya estabilidad". Puig cree que "hay que ver qué otras geometrías son posibles". Sobre las declaraciones que ha hecho en TV3, pidiendo la abstención de los independentistas, asegura que "al margen de lo que piense cada uno", la situación de estancamiento actual "es mala para todos". "Busquemos soluciones", pide, y asevera: "Pactar no es traicionar, acordar y pactar es democracia. Lo que no pueden hacer los independentistas es continuar con esa falta de pragmatismo". También cree los independentistas "se han puesto de acuerdo con la derecha en que cuanto peor es mejor". El presidente valenciano espeta que cuando la derecha y los independentistas "se tienen que poner de acuerdo en contra del Gobierno de España lo han hecho".

Cuando se le recuerda que apostó por Susana Díaz y se le pregunta por su relación Pedro Sánchez, responde con una cita: "En cada momento uno toma sus decisiones, Steiner decía que el mayor hecho de libertad del ser humano es equivocarse". "Lo fundamental es la respuesta a la equivocación", responde. Asegura que apoya a Sánchez como su secretario general. Pero también lo apoya en su condición de presidente de la Generalitat Valenciana porque considera que la investidura de Sánchez como presidente del Gobierno es lo deseable para la estabilidad del país.

¿Podría ser Ximo Puig un intermediario entre el Gobierno español y los independentistas en Cataluña? "Mi interés es ayudar, pero sin ningún tipo de protagonismo. Me duele la situación, porque a quien más le compramos y vendemos los valencianos es a Cataluña. Tenemos una relación de carácter cultural y afectivo, y es muy dolorosa la ruptura, que vivimos con nuestros familiares y amigos que están en Cataluña. No somos indiferentes". Añade que aunque a Valencia "le haya venido bien entre comillas en algunos aspectos determinados, porque han venido la Caixa o el Banco Sabadell, me gustaría que hubiera otra etapa de normalización y de acuerdo. Que Cataluña esté en un aposición de endogámica y no trabaje por el Corredor del Mediterráneo junto a los demás nos perjudica".

Sobre los problemas con el Corredor Mediterráneo, Puig declara: "No tengo un problema en decir que hay una visión centralista consolidada. Que entre la segunda y tercera ciudad de España haya tal desconexión, es culpa de una decisión política. Que el Corredor Mediterráneo no esté bien comunicado supone mucha falta de competitividad, de puestos de trabajo... " . Sobre la entrada de Vox en el parlamento valenciano, Puig asegura que "le duele en el alma que haya personas que dicen que quieren acabar con las autonomías, la lengua, la inmigración, las ayudas contra la violencia de género... ideas que ya en el pasado resultaron nefastas para la convivencia". Y añade que le gusta más "como Alemania y Francia gestionan a la extrema derecha". Y matiza: "A quien no hay que aislar nunca es a los ciudadanos, que han podido caer en una trampa".