ENTREVISTA JULIA EN LA ONDA

¿Las calificaciones en el sistema educativo incentivan o desmoralizan al alumnado?

Hablamos con el escritor del libro, "¿Negreros o docentes? La rebelión del 10", Yván Pozuelo y con la profesora, Lourdes Jiménez, quien ha recibido el premio, Global Teacher

ondacero.es

Madrid | 25.10.2021 20:12

Ocho meses de empleo y sueldo es la sanción que la Consejería de Educación de Asturias ha decretado contra el profesor asturiano, Yván Pozuelo, por su peculiar sistema de evaluación. El motivo de dicha sanción ha sido poner un diez a todos sus alumnos.

"Estamos en un momento de gran debate sobre la educación", ha asegurado Pozuelo. "Mis alumnos, cuando trabajo con ellos, son capaces de hacer todo que deben ser capaces de hacer. ¿Me lo demuestran en 30 segundos? Para mí ese tiempo es suficiente", ha reivindicado Yván.

"Lo que pone la ley es que la evaluación positiva es entre el 5 y el 10. Si el 10 esta en la ley, yo estoy en la ley, la misma que nos dice que a través de mínimos exigibles se puede lograr adquirir enseñanzas básicas, que es lo que pide el título. Es por eso que todos mis alumnos, en algún momento, acaban teniendo un 10", ha justificado el profesor.

Por su parte, la profesora, Lourdes Jiménez, quien ha recibido el premio, Global Teacher, ha confesado que ella también trata de despeinar el sistema educativo: "No todo es blanco o negro. Hay múltiples formas de evaluar y calificar. Lo más importante es el proceso por el cual conseguimos evaluar al final a nuestro alumnado", ha opinado.

"Yo califico a través de notas numéricas pero no utilizo el libro de texto como único recurso, sino que trabajo con proyectos múltiples que pretenden el desarrollo integral del alumnado a través de diferentes fuentes de recogida de información", ha proseguido Lourdes. quien ha manifestado que sí es posible de que todos los alumnos obtengan un 10 como calificación.

"Todo depende de lo que cada docente esté evaluando. Lo que no sería posible es que un alumnado que no se esfuerce, que no se sacrifique o que no trabaje pueda llegar a aprobar. Pero si tú como docente has comprobado que tu alumnado ha conseguido esos objetivos mínimos curriculares, no tienen porque llegar al 100% solo aquellos que tengan mayor capacidad memorística", ha reivindicado Jiménez.

La cultura del esfuerzo

Yván se ha mostrado muy crítico con la expresión, "cultura del esfuerzo": "Prefiero reírme porque llevo dos años de procesos inquisitorial. Muchas veces les decimos a los alumnos que si se esfuerzan van a aprobar o sacar buenas notas, cuando algunos de ellos, ni con esas, logran superar los exámenes tradicionales. Esta cultura me hace gracia porque dicen que quienes suspenden son los vagos, cuando a estos "vagos" les hemos reservado los trabajos con más esfuerzos en la vida adulta. Este argumento es esconder todas las desigualdades sociales que hay en nuestra aula", ha denunciado.

Los profesores ante la innovación educativa

Según Pozuelo, hay un sector de los profesores muy a favor de la nueva innovación educativa, pero, ha confirmado, que están amedrentados por el sector del libro de texto, de los deberes y de la EVAU.