Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

ENTREVISTAS JULIA EN LA ONDA

El Ayto de Santiago de Compostela pide multiplicar "por cinco" las multas por fiestas ilegales en pisos de estudiantes

El pasado jueves, Santiago de Compostela registró 28 fiestas que se estaban organizando en pisos de estudiantes, por eso Xosé Sánchez Bugallo, alcalde de la ciudad, considera que pagar una multa a "10 euros per cápita es un riesgo asumible, pero que a 100 euros ya les va a costar más".

ondacero.es
   | 28/09/2020

Con el Covid-19, el botellón y muchas fiestas ilegales no han parado de celebrarse, y muchas ciudades universitarias temen la llegada de sus alumnos. En Santiago de Compostela el jueves pasado la policía tuvo que acudir a 28 fiestas que se estaban organizando en pisos de estudiantes.

La policía acude porque los vecinos denuncian, pero el Ayuntamiento llevan insistiendo desde hace varios días en hacer un llamamiento a la responsabilidad. "Estamos en cifras relativamente razonables, pero notamos un crecimiento en el número de casos activos desde este fin de semana", dice Xosé Sánchez Bugallo, alcalde de Santiago de Compostela.

Para combatir este problema el alcalde señala que tienen "algunos instrumentos, pero escasos e insuficientes". Como las multas, que las considera "excesivamente pequeñas para la magnitud del problema que tenemos".

Por ello, el Ayuntamiento está pidiendo a la Xunta de Galicia que regule estas multas no desde la molestia a los vecinos, sino "desde la incidencia en la salud publica". "Intentamos concienciar a los estudiantes de que el esfuerzo que se está haciendo no sirven de nada si después salen de fiesta"

"Tenemos que insistir entre todos en concienciarlos y corregir los comportamientos inadecuados", indica Sánchez Bugallo, y por eso pide que las multas se multipliquen "por cinco o por seis", porque a 10 euros per cápita es un riesgo asumible, pero a 100 euros ya les va a costar más".