Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

HUELGA DE FUTBOLISTAS FEMENINAS

Ainhoa Tirapu: "En ningún momento pedimos económicamente lo mismo que los hombres, sólo pedimos los mismos derechos"

"¡Pago igualitario!", este fue el grito unánime del público en la final de la Copa Mundial de Fútbol Femenino, y una de las principales reivindicaciones de sus ganadoras, las estadounidenses. Parece que por fin el fútbol femenino está logrando la atención que merece, pero sus condiciones laborales son lamentables. Por todo ello, las jugadoras españolas han decidido ir a la huelga, y esta tarde están en JELO para contarnos sus motivos.

ondacero.es
  Madrid | 30/10/2019

La situación de las futbolistas es muy dispar: no tienen un convenio colectivo. Después de un año de negociaciones, se han plantado; exigen la parcialidad en la jornada laboral.

La huelga está convocada para el 16 y el 17 de noviembre y lo que piden es, ni más ni menos, un salario mínimo de 12.000 euros anuales, con el fin de asegurar un mínimo de horas para sus futuras cotizaciones.

“Cada vez tenemos más eco mediático”, asegura Ainhoa Tirapu, jugadora del Athletic y de la selección, que encabeza la protesta, a lo que añade: “Pero la realidad es que no se traslada a nuestras condiciones laborales”.

El 93% de las futbolistas de la liga Iberdrola han votado por ir a la huelga, eso significa que después de un largo año de negociaciones, se han agotado todas las salidas.

“Desde el punto de vista de la información deportiva hay un interés creciente, mediáticamente nos interesa mucho más”, expresa Mamen Hidalgo, periodista especializada en deporte femenino.

“Desde luego, convocar una huelga ha sido el recurso último al que se ha optado”, asegura Tania Tabanera, delegada de AFE., ex futbolista y entrenadora, que añade: "El fútbol femenino ha crecido, pero no en derechos laborales. Solo exigimos un trato equivalente al nivel de profesionalización que tenemos".

Las tres coinciden en que es imposible que las futbolistas puedan generar lo mismo que los hombres si no tienen las mismas condiciones desde la base.