Papá Noél y los Reyes Magos

Los mejores planes para viajar con niños en Navidad

La mañana del 25 de diciembre, justo dentro de un mes, será muy diferente a la que podamos estar viviendo hoy. Se acercan las fechas navideñas y con ellas las reuniones familiares, las luces y los regalos.

Alejandra Carril

Madrid | 26.11.2023 14:02

Una mañana que a todos nos hace ilusión, aunque estos regalos no suelen venir solos, en cada casa e incluso en cada país, hay tradiciones diferentes sobre quienes son las personas, magos o seres que nos dejan estos presentes en casa. En Suecia o Noruega, por ejemplo, aparece el Gnomo de la Navidad o en Italia es la Bruja Befana. En España estoy seguro que ya habrá hogares que se estén preparando para la visita de un hombre algo mayor, de barba blanca y gorro rojo; Papá Noel tiene bastante trabajo cada año, pero no hace falta esperar a Navidad para verle, se puede viajar en familia a visitarlo a su casa, a Laponia. Concretamente a Rovaniemi, la capital de Laponia, en Finlandia, el pueblo que acoge la Casa donde se encuentra Papá Noel hasta que viaje por todo el mundo en Navidad, como nos cuenta David Campano, director de la oficina de turismo de Finlandia para España e Italia, aquí está la oficina original de correos de Papá Noel, que tiene sello oficial.

Renos en Laponia
Renos en Laponia | Pexels - Ganimatque

En Laponia hay más renos que personas

Sí vamos hasta allí no podemos dejar de visitar a estos animales que acompañan a Papá Noel, visitar las granjas de renos que además todas las granjas de renos llevan el sello de sostenibilidad u otras actividades como conducir trineos de huskies o motos de nieve por los bosques nevados. Diciembre también es un buen mes para ver las auroras boreales en esa zona, una ocasión única para disfrutar de este espectáculo visual, ya que en Rovaniemi también se puede cruzar la línea del Círculo Polar Ártico.

Este año hay novedades en las conexiones desde España; a partir del 2 de diciembre comienzan los vuelos directos de Iberia Madrid-Rovaniemi y por allí ya ha empezado a nevar y las temperaturas son algo que los viajeros tienen que tener en cuenta, por lo que el tema de la ropa es importante, están a 10 y 20 grados bajo cero, lo mejor es un traje térmico que hay allí.

Los Reyes Magos en Marruecos
Los Reyes Magos en Marruecos | Pexels - Taryn Elliott

Podemos encontrar a los Reyes Magos en el desierto de Marruecos

Otro destino desde el que llega la ilusión a las casas en Navidad es el desierto de Marruecos, en el que están los Reyes Magos esperando y como nos explica Nacho Barragán, director de TravelKids, desde la agencia organizan una aventura en familia en la que los más pequeños pueden llegar a conocer a los Magos de Oriente. Llegan a la ciudad de Er-Rachidia en vuelos directos desde Madrid y Barcelona y es un viaje de 5 días que tienen programado para el puente de diciembre. Es un viaje interactivo para las familias y al empezar entregan a los viajeros un mapa, un turbante mágico y todo muy ambientado para llegar a encontrar dónde están los Reyes Magos. Esta búsqueda de los Reyes Magos en ocasiones da sus frutos y reciben su visita durante el viaje, en una de las noches los pajes y los reyes visitan a los niños y sus familias. Durante la aventura las personas que vayan también pueden hacer diferentes actividades en el desierto; pueden ir en 4×4, visitar las dunas de Merzouga, dar paseos en dromedario, como también experiencias culturales. Es un viaje en el que se puede visitar zonas tradicionales como los mercados de la zona, entre los que destaca el mercado de Rissani, donde los habitantes de la región todavía practican el “trueque”, vendiendo sus ovejas, cabras, vacas. También van a poblados como Merdani o Khamlia.

Bosques y Tió Nadal
Bosques y Tió Nadal | Pixabay - EvgeniT

Papá Noel y los Reyes Magos no son los únicos

En los bosques de Cataluña se esconde una curiosa tradición que acompaña a los más pequeños en sus casas hasta el día de Navidad, hablamos del Tió de Nadal. Una celebración que impulsan empresas como la de Llorenç Vallès, creador de Caçations y que consiste en ir a buscar a un tronco al bosque, el Tió de Nadal y que cuidan durante las fiestas para que les de regalos. Las familias decoran los troncos, los esconden y los clientes reciben tres días antes un correo electrónico del Tió, con un mapa y un mensaje personalizado con las coordenadas para ir a buscarlo. Cada familia en una zona, se tarda entre 15 min y 30 min en hacer los recorridos. Rupit es una de las localizaciones donde podemos buscar nuestro tronco navideño, aunque también puede hacerse en Collserola, en Mura, en el parque del Montnegre-Corredor, en Camprodon o en el Parc de Catalunya en Miniatura. Hasta el próximo 22 de diciembre las familias que quieran pueden apuntarse a una actividad que además es una buena excusa para conocer el entorno natural y hacer una excursión al aire libre, porque uno de los objetivos de esta actividad es poner en valor los entornos naturales a los que pueden ir las familias.