Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Por una sanidad seria y acreditada

Tal y como señala García, las normas ISO son muy importantes en la práctica médica. “Aportan una seguridad de que el producto que se va a comercializar cumple con una serie de requisitos de calidad y existe una entidad de certificación que verifica que se está cumpliendo en base a los procedimientos y en base a la normativa que marca cómo realizar ese tipo de actividad”, detalla el experto.

Dr. Bartolomé Beltrán
 |  Madrid | 07/11/2019

Los productos sanitarios deben de contar con una certificación europea para poder salir al mercado y dotar al paciente de las garantías necesarias de que han pasado todos los controles regulatorios que marca Europa. Empresas como IMQ Ibérica, que dirige en España Alejandro García, trabaja en este sentido. “IMQ son las siglas de Istituto Italiano del Marchio di Qualità. Somos una entidad de certificación y organismo notificado italiano que nos encargamos de realizar auditorías e inspecciones tanto a sistemas de fabricación de producto médico como también a productos médicos realizando ensayos, pruebas e inspecciones”.

La compañía se creó en España en el año 2004 aunque es en el año 2009 cuando ya se empieza a realizar una apuesta importante por parte de Italia en nuestro país. Actualmente en España prácticamente son líderes en materia de certificación tanto en producto médico como en sistema de gestión médico. En Europa se encuentran en Italia, donde son la entidad de certificación líder y también en Polonia, Alemania, Turquía y en otros países como China, Argentina, y en Arabia Saudí.

Tal y como señala García, las normas ISO son muy importantes en la práctica médica. “Aportan una seguridad de que el producto que se va a comercializar cumple con una serie de requisitos de calidad y existe una entidad de certificación que verifica que se está cumpliendo en base a los procedimientos y en base a la normativa que marca cómo realizar ese tipo de actividad”, detalla el experto.

Son numerosas las acciones que IMQ está realizando en los últimos tiempos. Recientemente han firmado un acuerdo centrado en la formación de producto sanitario con Fenin (la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria de España). Raúl Galán, directivo de IMQ, afirma que “nosotros con la experiencia que tenemos en la parte de certificación y en la parte de ensayos de productos sanitarios la hemos introducido en estos programas formativos específicos, de hecho pioneros en España, como es el Master en Producto Sanitario y también en cuatro cursos específicos sobre el sector; uno sobre el nuevo reglamento MDR de productos sanitarios implantable, otro para producto sanitario in vitro y también disponemos de un curso específico en la gestión de riesgos”, afirma Galán.

Su labor también se extiende a la acreditación de unidades de ictus. Así lo dijo Carlos Reyes, directivo de la compañía. En las unidades de ictus el trabajo que se hace es con la acreditación con su partner americano ACCI, que es una acreditación específica para hospitales. “Lo que buscamos es la calidad en el servicio que presta para los enfermos de ictus, además de la calidad que se prestan el servicio hospitalario para todo tipo de pacientes que padecen ese tipo de enfermedad”, matiza Reyes.

Además la compañía tiene planes de expansión de cara al futuro. Por eso su Director General me comenta que tienen en mente crecer más en España y seguir ofreciendo nuevas certificaciones y nuevas acreditaciones que les distingan de la competencia. Es lo que hay. Seguro.