Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

La rotura del ligamento cruzado anterior, lesión más frecuente en futbolistas

Tal y como recoge ‘Vithas’, una de las lesiones más frecuentes entre los futbolistas es la rotura del ligamento cruzado anterior: “se trata de una lesión que puede darse aislada o asociada a una rotura de menisco, lo que implicaría mayor gravedad”, afirma el especialista.

Redacción | Madrid | 06/07/2018

La rotura del ligamento cruzado anterior, lesión más frecuente en futbolistas

La rotura del ligamento cruzado anterior, lesión más frecuente en futbolistas / Redacción

El fútbol es un deporte de masas. Además del amplio sector de consumo que abarca, es también una de las actividades físicas favoritas de un gran número de aficionados.“La rodilla es una de las articulaciones que más sufre durante la práctica del fútbol. Pueden aparecer lesiones musculares y ligamentosas inflamatorias, tendinitis, esguinces o incluso roturas”, apunta el Dr. Agustín Garabito, especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Vithas Nuestra Señora de América y de la Unidad de Terapia Regenerativa Articular de Vithas Internacional.

Tal y como recoge ‘Vithas’, una de las lesiones más frecuentes entre los futbolistas es la rotura del ligamento cruzado anterior: “se trata de una lesión que puede darse aislada o asociada a una rotura de menisco, lo que implicaría mayor gravedad”, afirma el especialista.

La mayoría de este tipo de lesiones requieren un tratamiento quirúrgico, pero los numerosos avances que se han producido en los últimos años en este campo permiten la utilización de técnicas mínimamente invasivas. Como señala el Dr. Garabito, “la artroscopia suele ser la técnica de elección para este tipo de pacientes, especialmente cuando se trata de personas jóvenes, activas, que no quieren desatender la práctica deportiva”.

En el caso de las lesiones de ligamento cruzado anterior, como explica el especialista, “realizamos una técnica de reparación del ligamento utilizando los tendones propios del paciente (el tendón rotuliano o los tendones isquiotibiales) mediante técnicas artroscópicas que permiten el inicio de la marcha y la rehabilitación desde el día siguiente a la cirugía, sin necesidad de inmovilización de la rodilla intervenida”.

En la mayoría de intervenciones quirúrgicas es suficiente con un día de ingreso y si se trata únicamente de una lesión de menisco se abordará de forma ambulatoria. Además, en estos casos, “en ocasiones se puede suturar el menisco en vez de quitar el fragmento de menisco roto”, expresa el especialista.

Existen otro tipo de lesiones menos graves pero que pueden condicionar de forma importante la práctica deportiva: “esguince de ligamento lateral interno o externo, roturas fibrilares musculares de la región cuadriciptal o isquiotibial, tendinitis del aparato extensor de las rodillas. Se trata de cuadros bastante frecuentes que pueden ocasionar molestias, además de durante la práctica deportiva, en vida diaria del paciente”, afirma el Dr. Garabito.