EN BUENAS MANOS

La importancia de beber agua para nuestro organismo

El agua no puede ser sintetizada por nuestro organismo ni almacenada de forma eficiente, por lo que es necesario un aporte diario suficiente para compensar las pérdidas sufridas a través del sudor, respiración u orina, para así mantener un adecuado balance hídrico.

Redacción

Madrid | 24.03.2021 09:11

La importancia de beber agua para nuestro organismo
La importancia de beber agua para nuestro organismo | Redacción

La ONU, celebra el Día Mundial del Agua con el lema ‘#valoremos el agua’. Además, el agua ocupa el número 6 en la lista los objetivos de desarrollo sostenible: Agua y Saneamiento para todos antes de 2030.

Con motivo de este día, los especialistas recuerdan la importancia de este elemento en el ser humano ya que constituye entre el 60-70% de nuestro cuerpo

Tal y como recoge Quirónsalud, entre estas funciones, destaca el transporte de nutrientes hacia las células, el mantenimiento del volumen sanguíneo y equilibrio de electrolitos, así como la regulación de la temperatura corporal.

El agua no puede ser sintetizada por nuestro organismo ni almacenada de forma eficiente, por lo que es necesario un aporte diario suficiente para compensar las pérdidas sufridas a través del sudor, respiración u orina, para así mantener un adecuado balance hídrico.

Según explica Alberto Aliaga Verdugo, jefe de Endocrinología y Nutrición de Quirónsalud Sagrado Corazón, “de forma general es recomendable un consumo total de agua entre 2-2,5 l/día, a través de la ingesta de bebidas (80%), principalmente de agua, y alimentos (20%) como frutas y verduras.

Aunque apostilla que “las necesidades de agua son variables para cada persona en función de la edad, actividad física, condiciones ambientales…“No cubrir estos requerimientos provocaría un estado de deshidratación, indica”. Asimismo, no podemos olvidar que “la sed no siempre es un indicador fiable de la necesidad de ingerir líquidos, ya que aparece en situaciones de ligera deshidratación, y en determinadas circunstancias o edades este mecanismo se encuentra suprimido”.

Por otro lado, el especialista añade que “aunque no existe un límite máximo de ingesta hídrica en población general, en determinadas patologías su consumo debe estar controlado, como es el caso de la insuficiencia renal o cardiaca”

LO MÁS