Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

LAS RIENDAS DE LA FELICIDAD

Con motivo del Día Internacional de la Felicidad, María Jesús Álava presentó su nuevo libro, “Las 3 claves de la felicidad: perdónate bien, quiérete mejor y coge las riendas de tu vida”, donde explica las bases para conseguir la felicidad y anima a mirar la vida de frente, sin miedos.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | 21/03/2014

Dicen que la felicidad esta en uno mismo y que si logras encontrarla harás feliz a muchos más. Sin duda, una persona inmensamente feliz es la psicóloga María Jesús Álava Reyes.Con motivo del Día Internacional de la Felicidad, María Jesús Álava presentó su nuevo libro, “Las 3 claves de la felicidad: perdónate bien, quiérete mejor y coge las riendas de tu vida”, donde explica las bases para conseguir la felicidad y anima a mirar la vida de frente, sin miedos.Hagamos memoria con Albert Figueras y su ‘Pura Felicidad. Ser feliz es saludable’ y recordemos que Cajal descubrió las neuronas, Ersparmer encontró la serotonina, Barger y Ewens descubrieron la dopamina, Bradford Cannon habló de la respuesta al estrés, Maslow agrupó las motivaciones en una pirámide, y Easterlin dijo que el PIB y la felicidad no estaban tan relacionados como muchos creen. Kahneman, Diener y Schwartz recopilaron estudios sobre la felicidad y abrieron las puertas de la ciencia al bienestar. En definitiva, el bienestar incluye felicidad, satisfacción vital y laboral, sentimientos positivos y ausencia de sentimientos negativos.Del nuevo trabajo de María Jesús Álava rescato que para ser felices hemos de perdonarnos y dejar de sentirnos culpables por lo que hemos hecho en el pasado o por lo que hemos dejado de hacer. Y esta es precisamente la gran asignatura pendiente de los españoles, según el primer estudio realizado en España sobre la relación entre la “Felicidad y la capacidad para perdonarse a unos mismo”, llevado a cabo por el Centro de Psicología Álava Reyes.“Perdonarse es una maravillosa forma de quererse, de ser amigo de uno mismo, de aceptar que podemos equivocarnos y aprender de las experiencias difíciles sin perder la autoestima”, sin embargo “perdonar no siempre es olvidar, pero nos devuelve la paz y premia nuestros esfuerzos; nos reconcilia con nosotros y con los demás”, matiza.Por tanto, el perdón nos permite ser dueños de nuestras emociones y constatar que no hay felicidad sin sensibilidad ni sabiduría sin flexibilidad.No olvidemos que no hay cosa más dramático que convertirnos en nuestros peores jueces y negarnos a nosotros mismos cualquier posibilidad de perdón. “El perdón a nosotros mismos nos proporcionará el equilibrio que tanto necesitamos y el perdón a los demás nos liberará de la tensión y el desgaste que provoca el resentimiento”, asegura la experta, quien subraya que nos confundimos al valorar más sentirnos queridos por los demás que tener el control sobre nuestras vidas.En definitiva, como los aviones, llevamos una caja negra en la que la genética, la epigenética y la vida que nos hemos dado quedan registradas en nuestra alma, cosa que solo se puede modificar con la educación, la cultura y la mirada interior. Y es que a más corteza cerebral, más homo sapiens y, en consecuencia, eso nos aleja de lo primario, de lo atávico, del tálamo y de la violencia. Porque no conozco a gentes felices que vivan en el ámbito de la agresión o la violencia. Seguro.