Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Buenas Manos

Respirar o morir

Solo la mitad de las personas con síntomas compatibles con EPOC consultan con su médico, y solo al 62 por ciento de éstos se les había realizado alguna vez una espirometría, una herramienta fundamental para detectar y confirmar la limitación poco reversible del flujo aéreo.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 04:38 horas

Es impresionante. Cada mes mueren 1.500 personas como consecuencia de la EPOC. En el ámbito más femenino alrededor de 500.000 españolas tienen EPOC y no están diagnosticadas. Se trata de una enfermedad progresiva que se caracteriza por la presencia de obstrucción no reversible al paso del aire por las vías respiratorias y que se relaciona con tos y bronquitis crónica o con la sustitución del tejido pulmonar normal, tras una compleja reacción inflamatoria provocada por el tabaco, por un tejido mucho menos elástico, y por lo tanto incapaz de realizar su función.Es un problema de salud de primera magnitud, y su principal causante es el consumo de tabaco. En general, la prevalencia de la EPOC en la población se estima del 10 por ciento, o más, entre las personas mayores de 40 años.Solo la mitad de las personas con síntomas compatibles con EPOC consultan con su médico, y solo al 62 por ciento de éstos se les había realizado alguna vez una espirometría, una herramienta fundamental para detectar y confirmar la limitación poco reversible del flujo aéreo.Los signos y síntomas de la EPOC suelen aparecer en la quinta década de la vida y se caracterizan por tos y expectoración habituales con infecciones respiratorias repetidas de predominio invernal, así como sensación de falta de aire con el esfuerzo (disnea), de carácter progresivo. Para prevenir la aparición de enfisema o bronquitis crónica, o su progresión si ya se ha desarrollado, es fundamental el abandono del tabaco.  Seguro.