Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Buenas Manos

LA MALA PRÁCTICA DE HACER POLÍTICA CON LA CURACIÓN

Todo parece indicar que la cifra más elevada de cáncer hepático como consecuencia de la hepatitis C podría darse en España en torno al año 2020 cosa que puede compensarse con la eficacia de estos fármacos y se produzca un punto de inflexión positivo para los pacientes y, qué buena noticia, para las arcas públicas.

Dr. Beltrán | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 04:04 horas

Nos cuesta mucho a quienes seguimos de cerca los avances en la terapéutica de cada una de las disciplinas médicas poder asimilar en poco tiempo revoluciones que nos llevan a comprobar cómo de un año para otro los nuevos fármacos superan a los anteriores. Esto ocurre con la hepatitis C. Ahora se acaban de producir cambios muy relevantes en la manera de enfocar el tratamiento con la aprobación inmediata de Sofosbuvir (Gilead) y Simeprevir (Janssen).Todo parece indicar que el primero será aprobado por la Agencia Europea en torno al 15 de Enero, mientras que el segundo estará disponible a finales de Marzo. Y ojo que Abbott y BMS estarán enseguida en la batalla por la curación.El asunto tiene una dimensión pública interesantísima y es que todo parece indicar que la cifra más elevada de cáncer hepático como consecuencia de la hepatitis C podría darse en España en torno al año 2020 cosa que puede compensarse con la eficacia de estos fármacos y se produzca un punto de inflexión positivo para los pacientes y, qué buena noticia, para las arcas públicas.Me temo que la didáctica abra que llevarla al territorio de los políticos puesto que ya saben ustedes que vienen practicando lo de “pan para hoy y hambre para mañana”. Por eso nosotros más cercanos al devenir de la investigación y sobre todo de la clínica deberíamos poner acento en estas nuevas aportaciones que inquietan a más de ochocientos especialistas en Hepatología de toda España que forman en su conjunto la “Asociación Española para el Estudio del Hígado”. Por eso su Secretario General, el doctor José Luis Calleja, Profesor Titular de Medicina y del Servicio de Gastroenterología y Hepatología del Hospital U. Puerta de Hierro no tiene dudas en asegurar que nos encontramos en una Nueva Era.En 2011, dos nuevas moléculas -telaprevir y voceprevir, inhibidores de la proteasa- provocaron una revolución terapéutica porque prácticamente duplicaron las tasas de curación, a un coste de aumento de los efectos secundarios, en especial la anemia.Hay más de 50 medicamentos en estudio, y 1 de ellos acaba de recibir la aprobación de la FDA, el sofosbuvir, un inhibidor de la NS5A.  Este tratamiento "tendrá un gran impacto sobre la salud pública por el significativo aumento de personas que se curarán de hepatitis C", explicó Ira Jacobson, Jefe del Departamento de Gastroenterología y Hepatología del Weill Cornell Medical College, en Nueva York.Por otra parte, Simeprevir administrado una vez al día demuestra una alta respuesta virológica sostenida en pacientes no tratados previamente y pacientes pretratados con hepatitis C crónica genotipo 1.Simeprevir, está desarrollado conjuntamente por Janssen R&D Ireland y Medivir AB. Este producto trabaja bloqueando la enzima proteasa que permite a la VHC replicarse en las células huéspedes. Hasta la fecha, más de 3.700 pacientes han estado tratados con simeprevir en ensayos clínicos.No conviene olvidar que el virus de la hepatitis C es un enfermedad infecciosa del hígado de transmisión sanguínea que afecta aproximadamente a 150 millones de personas en todo el mundo y causa 350.000 muertes anualmente. Sólo en la Europa el ratio de incidencia es de 8.7 por 100.000 y conlleva 86.000 muertes anuales.Cuando no se trata, el virus de la hepatitis C puede causar graves daños al hígado incluyendo cirrosis. Además, el VHC puede incrementar el riesgo de desarrollar complicaciones de cirrosis, que pueden incluir un fallo hepático. Es la principal causa de cáncer primario de hígado en Europa. Seguro.