Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

"Flora intestinal", la otra vida interior

La flora previene la colonización intestinal por parte de microorganismos oportunistas o patógenos, actúa como fuente de energía para las células del colon y estimula y regula las defensas naturales.

Dr. Bartolomé Beltrán | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 23:57 horas

Para gozar de un estado de salud óptimo es fundamental disfrutar de una flora intestinal en perfectas condiciones. Los hábitos impuestos por el modo de vida moderno dificultan el mantenimiento natural de la flora y se hace necesario un aporte suplementario de bacterias que ayude a recuperar el equilibrio perfecto.La flora previene la colonización intestinal por parte de microorganismos oportunistas o patógenos, actúa como fuente de energía para las células del colon y estimula y regula las defensas naturales. Las enfermedades crónicas asociadas con el estrés están relacionadas con un mal funcionamiento del sistema inmunológico.  Además, el padecimiento de enfermedades y los tratamientos con antibióticos interfieren en el equilibrio de una flora intestinal sana. Entre los consejos fundamentales figuran los que están relacionados con la nutrición. Una dieta pobre en grasas y azúcares evitando dulces y bollería, así como un alto contenido en fibra por lo que son convenientes las frutas, las verduras y legumbres. Es mejor hacer cinco comidas al día, que no sean copiosas, y aumentar la ingesta de agua mineral natural (1,5-2 litros diarios). Es conveniente realizar ejercicio físico e intentar ir al baño siempre a la misma hora.Los probióticos son microorganismos vivos que facilitan la digestión al acidificar el tubo digestivo y frenan la producción de otras bacterias de la flora intestinal que producen toxinas, o que intervienen en el proceso de putrefacción. La microbiota normal y los probióticos interactúan con el organismo en actividades metabólicas y funciones inmunes. La pérdida del equilibrio entre la proporción de bacterias “beneficiosas” y “nocivas” de la microbiota intestinal conlleva una predisposición al desarrollo de infecciones y enfermedades inmunoinflamatorias.Numerosos estudios científicos avalan una combinación de cepas bacterianas con las que se ha elaborado la única gama de probióticos con Lab4 y multinutrientes, Profaes4, que sirve para nutrir la flora intestinal y repoblar el intestino, frenar el crecimiento de bacterias patógenas tras un tratamiento antibiótico, proteger el equilibrio de la flora intestinal, aportar nutrientes y vitaminas que recuperan las alteraciones digestivas y activar el sistema inmunitario.Los doctores Álvarez Calatayud  y Juan Evaristo Suárez aseguran en su trabajo “Microbiota Intestinal y Probióticos” que los probióticos pueden ser útiles en la prevención de la diarrea del viajero, al evitar la colonización intestinal por bacterias patógenas. El beneficio depende de la edad del individuo: en niños se acerca al 60 por ciento, pero en adultos es menor (alrededor del 25 por ciento). Lactobacillus GG, S. boulardii y las combinaciones Lactobacillus acidophilus con L. bulgaricus y B bifidum con S. thermophilus son los microorganismos que han demostrado ser más eficaces.La evidencia científica muestra el potencial beneficio de los probióticos para prevenir o tratar algunas condiciones patológicas, así como para mejorar funciones fisiológicas.