Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Estenosis del canal

Se trata de una enfermedad cuyo problema principal es el diagnóstico. “Es una dolencia traicionera, no es infrecuente que se pase por alto o no se le dé importancia, tachándolo de artrosis en general, y debemos tener en cuenta que para su diagnóstico certero debemos apoyarnos en estudios de imagen tales como la resonancia o el tac-scan”, comentan los expertos.

Dr. Bartolomé Beltrán
 |  Madrid | 28/11/2019

La estenosis del canal vertebral lumbar tiene una repercusión clínica característica: la denominada claudicación neurogénica. Me comentan los Dres. Manuel Fantini y Ricardo de Casas, neurocirujano y traumatólogo, respectivamente, del Hospital HM Modelo de A Coruña, que los pacientes refieren dolor progresivo por territorio ciático en los miembros inferiores, sobre todo cuando van andando o ya al ponerse en pie, llegando incluso a tener que pararse cada poco cuando van caminando, pues notan que les fallan las piernas. Es la denominada “claudicación neurogénica”, en contraste con la “claudicación vascular”, que es un cuadro clínico en cierto modo parecido al conocido como el “curioso de los escaparates” y que está causado por trastornos en la circulación arterial de los miembros inferiores.

Se trata de una enfermedad cuyo problema principal es el diagnóstico. “Es una dolencia traicionera, no es infrecuente que se pase por alto o no se le dé importancia, tachándolo de artrosis en general, y debemos tener en cuenta que para su diagnóstico certero debemos apoyarnos en estudios de imagen tales como la resonancia o el tac-scan”, comentan los expertos.

Respecto a su tratamiento los especialistas emplean inicialmente medidas conservadoras y de rehabilitación para potenciar la musculatura, medios de contención externo como fajas. Y si empeora, debe valorarse la indicación quirúrgica mediante la denominada laminectomía. Esto es la apertura del canal vertebral con el fin de extirpar todos los tejidos que están constriñendo tanto el saco dural como los nervios raquídeos. Es lo que hay. Seguro.