EN BUENAS MANOS

Consejos para cuidar la visión durante el embarazo

Durante el período de gestación se produce un aumento del grosor de la córnea, que puede traducirse en un leve aumento de las dioptrías, especialmente en las mujeres que tienen miopía. Pero incluso aquellas que nunca han tenido problemas visuales pueden llegar a experimentar algo de miopía que, generalmente, vuelve a los valores anteriores tras la lactancia. Por este motivo, es recomendable revisar la vista de vez en cuando y nunca cambiar la graduación durante estos meses de embarazo y lactancia ni operarse de cirugía refractiva.

Redacción

Madrid | 25.02.2021 06:00 (Publicado 25.02.2021 12:26)

Consejos para cuidar la visión durante el embarazo
Consejos para cuidar la visión durante el embarazo | Redacción

Desde el Servicio de Oftalmología del Centro Médico Quirónsalud Rubí, nos trasladan algunos consejos sobre la visión durante el embarazo.

Tal y como recoge Quirónsalud, la salud de la madre es tan importante como la del bebé en los meses de gestación y por ello, los oftalmólogos del Centro contribuyen con sus aportaciones para que nuestras pacientes gestantes mantengan un perfecto cuidado de sus ojos:

Mantener la sequedad ocular a raya

Con frecuencia, durante el embarazo es habitual notar cierta sensación de sequedad en los ojos a causa de una disminución de la secreción lagrimal. Está causada por las fluctuaciones hormonales. Además, con el ojo seco aumenta la predisposición a sufrir infecciones como conjuntivitis o queratitis, debido a una menor calidad de la lágrima.

Protegerse del aumento de la sensibilidad ocular

Muchas embarazadas experimentan un aumento de la sensibilidad a la luz. Esta molestia se puede ver agravada por las migrañas, que también son más frecuentes en las futuras mamás. Para mejorar esta molestia nos proponen el uso de lentes de protección ultravioleta adecuadas.

Aliviar la hinchazón de los párpados

Algunas embarazadas sufren hinchazón en los párpados por las mañanas provocada por los cambios hormonales. Para aliviarla sugieren remedios naturales caseros como colocar en los ojos compresas de manzanilla o de agua fresca.

Revisar las dioptrías

Durante el período de gestación se produce un aumento del grosor de la córnea, que puede traducirse en un leve aumento de las dioptrías, especialmente en las mujeres que tienen miopía. Pero incluso aquellas que nunca han tenido problemas visuales pueden llegar a experimentar algo de miopía que, generalmente, vuelve a los valores anteriores tras la lactancia. Por este motivo, es recomendable revisar la vista de vez en cuando y nunca cambiar la graduación durante estos meses de embarazo y lactancia ni operarse de cirugía refractiva.

Controlar la presión intraocular

Durante el período de gestación, puede disminuir también la presión intraocular. Las mujeres con glaucoma o antecedentes de esta patología, con hipertensión o diabetes deben tener especial cuidado. Si se percibe una disminución significativa de la visión es recomendable acudir al oftalmólogo cuanto antes.

En definitiva, todas las mujeres embarazadas deberían hacerse un control oftalmológico del fondo de ojo a lo largo de todo el embarazo para prevenir posibles complicaciones derivadas del mismo.

LO MÁS