EN BUENAS MANOS

Claves para evitar el insomnio

El cambio de horario o la subida de temperaturas propias de esta época del año se suman al listado de causas que están provocando alteraciones en el sueño que conviene solucionar. Sobre todo, cuando el 35% de los españoles afirma que no duerme lo suficiente, según el estudio “Cigna 360 Well-Being Survey”.

Redacción

Madrid | 21.03.2022 11:24

en buenas manos
Claves para evitar el insomnio | Redacción

Un buen descanso es fundamental para tener una buena salud integral y afrontar el día a día con más energía.

Además, el cambio de horario o la subida de temperaturas propias de esta época del año se suman al listado de causas que están provocando alteraciones en el sueño que conviene solucionar. Sobre todo, cuando el 35% de los españoles afirma que no duerme lo suficiente, según el estudio “Cigna 360 Well-Being Survey”.

Tal y como recoge la compañía, comparte algunas medidas para intentar combatirlo y así poder disfrutar de un buen descanso:

Manejar el exceso de información negativa.

Estar constantemente expuestos puede provocar fatiga informativa y afectar a la calidad y a la cantidad de sueño. Para evitar esta sobrecarga, es recomendable dosificar la información que se recibe, eligiendo una franja horaria para prestar atención a los medios de comunicación.

Fortalecer los vínculos sociales con amigos o familiares.

Las relaciones interpersonales se perfilan como una de las principales vías de escape para superar momentos de estrés o ansiedad. Y es que, compartir los malos momentos con un círculo social cercano, contribuye a controlar la inestabilidad emocional y, por tanto, a tener una mente más despejada y relajada para conciliar mejor el sueño.

Poner en marcha un patrón de sueño saludable.

Es muy útil evitar el uso de televisores, teléfonos móviles, ordenadores portátiles o tabletas antes de dormir, ya que emiten una luz azul que puede engañar al cerebro haciéndole creer que es de día y será más complicado convencerle de que ha llegado el momento de apagarse unas horas.

Establecer una rutina de autocuidado.

Desconectar y cuidarse a uno mismo nunca había sido tan importante. En este sentido, es crucial encontrar momentos para leer un libro, cocinar, o realizar ejercicio físico.

Centrarse en la respiración para olvidar las preocupaciones de la jornada.

Por ejemplo, la respiración abdominal es la más clásica para relajar la mente y el cuerpo. Además, no solo sirve para aliviar el insomnio, sino que también es muy útil para canalizar el estrés, mejorar la atención, las digestiones y el metabolismo.

Hidratarse bien para contarrestar la subida de temperaturas.

Hay que tener en cuenta que con la llegada del calor se pierde más agua de lo habitual a través del sudor. De ahí que aparezca con facilidad la sensación de agotamiento o cansancio. Esto puede solucionarse manteniendo la hidratación a raya. Por ello, en lugar de tomar café o té o cualquier otro excitante, es recomensable beber agua.