Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los perros presentaban heridas en el cuello y el lomo

Los rottweillers que atacaron a un anciano en Madrid eran usados en peleas clandestinas

Los tres rottweilers que provocaron la muerte del anciano de 81 años presentaban evidentes signos de haber participado en luchas clandestinas organizadas. Por un lado, la Policía encontró cicatrices y heridas en el cuello y lomo y, por otro lado, se ha constatado la agresividad extrema con la que habían tratado al cuerpo del anciano, que presentaba desgarros en las piernas y los brazos.

Noelia Gago | Madrid | 10/01/2019

Imagen de archivo de un perro rottweiler

Imagen de archivo de un perro rottweiler / Agencias

Los animales son mestizo de varias razas potencialmente peligrosas, mezclando la rottweiler con, probablemente, pitbull o american staffodshire. En las peleas clandestinas se crían animales enlazando estas razas para potenciar su fuerza y resistencia.

Los agentes de la Policía Municipal tuvieron que guarecerse dentro de su vehículo antes de poder salir sin peligro ante la violencia que trasmitían los cánidos. Debieron disparar un dardo anestésico para sedar a uno de los tres animales y los otros dos huyeron hacia la planta de hormigón por donde habían aparecido.

El vallado estaba roto y los perros sueltos

Es en esta planta donde supuestamente acompañan al vigilante nocturno de la propiedad. Esta persona no tenía registrados a los perros en el censo del registro municipal, tampoco tienen certificado de perro potencialmente peligroso, así como chip o seguro. Por estos motivos el vigilante fue detenido por los agentes de la Policía Municipal el 5 de enero, mismo día de los hechos.

Según la investigación policial, el hombre de 81 años andaba al lado del recinto utilizado como planta de hormigón cuando los animales atravesaron una zona de la valla perimetral que estaba rota. De hecho, este vallado no tenía la altura reglamentaria mínima de 1,80 metros, lo que facilitó la huida de los tres rottweilers, que fueron directamente a atacar a la víctima. Su pronóstico fue muy grave y falleció dos días después en el Hospital de La Paz.

Acusado de homicidio imprudente

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han hecho público que el presunto dueño de los animales, Herminio A.A., fue puesto este lunes a disposición judicial y negó ante la titular del juzgado, en funciones de guardia, que fuera el poseedor de la guardia y custodia de los perros.

Afirmó que no tenía documentación de los animales porque no eran suyos. Sin embargo, los empleados de la planta de hormigón desmintieron al detenido y explicaron que los rottweilers estaban encerrados de día en una caseta y que por las noches eran liberados por el vigilante para evitar hurtos.

Ante el fallecimiento del octogenario la magistrada modificará el auto inicial y pasará a imputar al acusado de un delito de homicidio imprudente.

La Policía ahora investiga si el lugar de donde se escaparon los perros o las áreas colindantes son utilizados para celebrar las peleas ilegales entre perros.

Los tres rottweilers se encuentran ahora aislados en la perrera municipal de Madrid hasta que el juez decida qué ocurrirá con ellos. Según el procedimiento en estos casos y debido a la violencia máxima que han demostrado los animales, no se descarta que sean sacrificados en los próximos días.