Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En Inglaterra

Regalan a una niña sin brazos ni piernas una muñeca con extremidades amputadas: "Es como yo"

Una pequeña británica de dos años, con los brazos y las piernas amputados, ha recibido el que puede ser quizá su regalo más necesario, y es el de una muñeca también sin extremidades y con prótesis en brazos y piernas.

ondacero.es | Madrid | 10/08/2016

La pequeña junto a su muñeca

La pequeña junto a su muñeca / hopeforharmonie.co.uk

Harmonie-Rose Ivy Allen, de Bath, en el sur de Inglaterra, se ha hecho inseparable de su nueva muñeca, a quien ha llamado Rebecca.

Se la encargaron a un amigo de Nueva York de la tienda 'American Girl' y explica que la pequeña nunca ha visto a otro niño, ni siquiera a otra persona con las cuatro extremidades amputadas, por lo que tener una muñeca así "es fantástico" para que "no se sienta sola".

"Mamá, ella es como yo", le dijo a su madre, quien considera que Rebecca es más que una muñeca. "Le encanta quitarle y ponerle las prótesis y sentarse una al lado de la otra sin ellas puestas", añadía a la cadena ABC News.

Harmonie sentada en una atracción

Harmonie sentada en una atracción / hopeforharmonie.co.uk

Su madre espera que la muñeca le anime a ponerse las prótesis y las vea como una ayuda y no un obstáculo.

Harmonie perdió sus extremidades cuando tenía once meses debido a la meningitis B. Los doctores le dieron menos de un 10% de posibilidades de sobrevivir cuando contrajo la enfermedad, pero la pequeña luchó para vencerla. Sin embargo, la pequeña no pudo conservar sus brazos y piernas y tuvieron que amputárselos apenas diez días después de que hubiera dado sus primeros pasos.

"La quiero por dentro y por fuera. No hay nada que no puedas querer de ella. Es bonita, divertida, inteligente y nunca se rinde. Es cariñosa y directa. La he visto presentarse a otro niño diciendo, "Hola, soy Harmonie y no tengo manos", explicaba su madre.