Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

muchas de ellas de grandes empresas

Un joven con síndrome de Down recibe muchas ofertas de trabajo gracias a una carta publicada por Facebook

Su madre le ayudó a escribirla y después la compartió en su red social donde ha recibido varias ofertas de trabajo de grandes empresas y otras pequeñas tiendas locales, además de muchas muestras de ánimo.

Agencias | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 02:03 horas

Addison Quinn, el chico con síndrome de Down que está pidiendo un empleo

Addison Quinn, el chico con síndrome de Down que está pidiendo un empleo / Facebook de Lisa Quinn

Addison Quinn es un joven de 16 años de Erina, en Australia, que tiene síndrome de Down y está buscando ofertas de trabajo. Tras su dificultad para encontrar un empleo pidió ayuda a su madre para escribir una carta pidiendo a las empresas y tiendas pequeñas que le ofrezcan una oportunidad.

De esta forma, su madre le ayudó a escribir la carta y posteriormente la publicó en su mural de Facebook. En la carta Addison se presentaba como un chico de 16 años que cursaba el décimo curso en el 'Tuggerah Lakes Secondary College'. "Estoy buscando un trabajo donde podría trabajar quizás una o dos horas los fines de semana", decía.

Expresaba también que entre las cosas que sabe hacer estarían limpiar mesas y barrer el suelo. "Tengo una gran personalidad y buenas formas con la gente. Tengo problemas con el habla, pero puedo seguir instrucciones cuando he realizado la tarea un par de veces", cuenta. También comenta que en casa lava y tiende la ropa, saca la basura y da de comer a su perro.

Para concluir pide una oportunidad para ganar algo de experiencia en un trabajo. Su madre, Lisa Quinn, pidió a todos los locales que pudieran darle una oportunidad, que lo hicieran porque "es un chico que realmente quiere trabajar".

Una semana después ha recibido una gran cantidad de ofertas incluyendo a empresas como McDonald o la cadena de supermercados australianos Coles, además de otras empresas locales más pequeñas.

También hubo otras personas que no fueron capaces de ofrecerle un trabajo pero le dieron ánimos. Como un hombre de 30 años que le explicó el caso de su hijo Adam que tiene los mismos problemas que él pero que gracias a su esfuerzo esta trabajando en la hamburguesería Hungry Jacks.

Ahora Addison ha conseguido un trabajo en Erina Rugby League Club, en bar de un equipo de fútbol de Australia, según cuenta The Daily Telegraph.