Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SU DUEÑO MAXIMILIANO SE DECLARA MADRIDISTA

Denuncian a un loro en Cádiz por cantar el himno del Barça

El gaditano Maximiliano Llorente ha sido denunciado por su vecino con motivo de las molestias causadas por su loro. Al animal, llamado 'Loro', le gusta silbar el himno del FC Barcelona, pese a que su dueño se declara del Real Madrid.

Redacción | Madrid | 17/11/2016

Un loro de la especie 'yako'

Un loro de la especie 'yako' / Agencias

Un loro que silba el himno del FC Barcelona ha provocado un conflicto vecinal en la ciudad de Cádiz. Maximiliano Llorente, su dueño, ha sido denunciado por un vecino con motivo de las molestias que le producen los silbidos de su loro.

Según informa el diario El Mundo, el gaditano es propietario del loro desde hace 10 años, cuando este era una pequeña cría de la especie de los yacos, una de las más famosas de este ave caracterizada por su plumaje gris, su cola roja y su gran capacidad para imitar sonidos.

El loro, al que Maximiliano bautizó como 'Loro', es un buen imitador y ha aprendido de su amo a dar los buenos días, a decir 'hasta luego' y 'adiós', y a alabarse a sí mismo diciéndose "lorito guapo".

Sin embargo, hubo una cosa que 'Loro' no aprendió de él: el himno del Barça; "aunque yo soy del Madrid", aclaraba con humor Maximiliano. Lo sabe silbar de principio a fin.

El hombre, que lleva toda su vida en Cádiz y trabajó durante 41 años en la farmacia que hace esquina con su calle, tiene la costumbre de sacar cada mañana a 'Loro' al balcón para que tome "el aire".

Nunca había recibido quejas

Recientemente, Maximiliano ha sido denunciado por un vecino porque el loro le molesta. Quizá sean sus imitaciones, o quizá sea el hecho de que cante el himno del Barça. Maximiliano no lo comprende porque nunca hasta entonces ha recibido una queja.

Él y su abogado defienden que no hay ninguna ley que prohíba sacar al balcón a un pájaro. "No puedo tenerlo todo el día metido en casa, tiene que tomar el aire".

"Si fuera un loro salvaje, o un animal que hiciera ruidos con un nivel de decibelios por encima de lo permitido, pues a lo mejor sí, pero no es el caso, este animal no arma escándalo". "Otros tienden la ropa a la vista o dejan las bombonas de butano. Yo solo saco al loro", reflexiona.

Maximiliano ya ha hablado con el denunciante y también con la policía, "que también me ha dicho que no me preocupe". Solo queda esperar para ver cómo se resuelve el asunto. Quizá lo de ser madridista termine por ser clave en la reconciliación entre Maximiliano y su vecino.