Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EL VÍDEO TIENE MÁS DE 1.3 MILLONES DE REPRODUCCIONES

Un cangrejo de río se arranca una de sus pinzas para poder huir de una olla con agua hirviendo

El animal consiguió salir del caldero en el que se estaba cocinado sopa picante, pero una de sus pinzas se le quedó atrapada y no tenía más opciones que arrancársela si quería sobrevivir. Uno de los comensales se llevó al animal a casa y ahora vive en un acuario.

 | Madrid | 04/06/2018

Un cangrejo de mar intenta arrancarse la pinza

Un cangrejo de mar intenta arrancarse la pinza / Facebook

Los ciudadanos de Taiwán y China han quedado cautivados por un vídeo que muestra a un valiente cangrejo de río sacrificando su pinza para escapar de una olla con agua hirviendo para hacer sopa picante.

El 28 de mayo, un usuario de Weibo (la versión china de Twitter) publicó el vídeo grabado en un viaje a un restaurante en China. Para asombro de Jiuke, el usuario de la red social, mientras arrojaban los cangrejos de río al agua hirviendo, uno de ellos tenía una fuerte voluntad de sobrevivir, salió del caldero y llegó hasta el borde exterior, excepto por su pinza izquierda, que aún estaba atrapada en el mortal estofado. El cangrejo de río se las arregló para usar su pinza derecha para separar la izquierda y finalmente quedó libre para luchar otro día.

A pesar de ser generalmente ávidos amantes de los mariscos, los internautas taiwaneses simpatizaban con la valiente situación de los crustáceos. "Déjalo ir; el guerrero se rompió el brazo", señalaban los internautas.

En respuesta a la preocupación de los usuarios por el bienestar de la criatura, Jiuke dijo que lo dejó vivir y lo está cuidando en un acuario en su casa, según informa 'Taiwan News'.

Aunque muchos internautas se sorprendieron por lo que parecía ser un sacrificio increíble, los cangrejos de río pueden perder sus pinzas varias veces y por lo general vuelven a crecer, aunque pueden necesitar varias mudas para volver a su tamaño original.