Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CREÓ INCLUSO UN PERFIL A SU FALSO NOVIO EN REDES

Una joven británica robó fotos de un chico que encontró en Facebook para fingir que tenía novio

Jill le dijo a sus amigos y familiares que tenía novio, pero nunca se lo presentó a nadie. Con Photoshop, utilizaba las fotos de su falso novio de Facebook, recortaba a su pareja real y ponía su propia cara en ellas. Un día el chico se dio cuenta de que alguien estaba empleando sus fotos.

Redacción | Madrid | 10/02/2017

Jill y su supuesto novio

Jill y su supuesto novio / Daily Record

Jill Sharp es una joven británica de 31 que durante varios años se inventó que tenía novio y fingió una vida que no era la suya. Como si se tratara de una película, Jill utilizó las fotos que una pareja publicaba en su página de Facebook y, con Photoshop, eliminaba la cara de la mujer y ponía la suya propia.

Jill se volvió experta en montajes, según recoge el diario Daily Record. Pero la cosa no quedó ahí. También creó q su falso novio una cuenta en Twitter, para que éste pudiera responderle a los mensajes y no levantar así dudas.

Visita a Westminster

Visita a Westminster / Daily Record

Sin embargo, cuando le contó a sus amigos que su novio, al que ninguno conocía, le había pedido matrimonio, pronto empezaron a dudar e investigaron al chico en cuestión. Pronto se dieron cuenta de la farsa. Las fotos, al mirarlas en detalle, se notaban que eran caras colocadas sobre cuerpos.

Eso no fue lo peor, y es que su falso novio y su pareja se dieron cuenta de que alguien estaba utilizando sus fotografías para hacer montajes y suplantar su identidad. Lo pusieron en conocimiento de la Policía lo que estaba pasando, aunque se lo tomaron con algo de humor, ya que él tuiteó: "¿Me voy a casar con ella? Primera noticia que tengo".

El asunto ahora está en manos de la Policía.