el juego del calamar

Varios colegios de Bélgica alertan de que se están recreando desafíos de 'El juego del calamar'

Emiten un comunicado en el que se alegran de la recuperación de juegos tradicionales, pero destacan que no hay lugar para la violencia.

ondacero.es

Madrid | 10.10.2021 20:32

Varios colegios de Bélgica alertan de que se están recreando desafíos de 'El juego del calamar'
Varios colegios de Bélgica alertan de que se están recreando desafíos de 'El juego del calamar' | EFE

'El juego del calamar' se ha convertido en unos de los mayores éxitos de la historia de Netflix y va en camino de ser la serie más vista. La trama narra la historia de un grupo de personas con graves problemas económicos que se ven involucrados en una red de criminales cuyo objetivo es hacerles participar en unas actividades infantiles, aunque a vida a muerte.

La gran acogida que ha tenido esta serie en todo el mundo ha influido enormemente en la cultura popular, ya que incluso varios momentos de esta se están repitiendo o recreando.

Un ejemplo de esto se ha vivido en varios colegios de Bélgica. Concretamente, se están imitando varios de los desafíos que se muestran, de forma violenta. Uno de estos ejemplos es el colegio Béguinage Hainaut, localizado en la región de Valonia, donde se ha popularizado la primera prueba de la serie: 'Luz roja, luz verde', conocido en España como 'el escondite inglés'.

El centro pide precaución a los padres

La idea de esta actividad en la serie es que los jugadores deben moverse únicamente cuando la gigantesca muñeca que aparece en el final de la pista se da la vuelta. En caso de que alguno no esté quieto cuando ella les esté mirando, recibirán un tiro y morirán.

En el caso de este colegio de Bélgica, cuando los jóvenes se mueven de forma incorrecta, se les pega un puñetazo en la cara.

Ante esto, el centro ha emitido un comunicado en el que solicita a los padres de los niños que les recuerden que no deben imitar estos juegos. Consideran que es positivo que se haya recuperado un juego tradicional, pero siempre y cuando no se fomente la violencia.