CRISIS SANITARIA

Test de antígenos coronavirus: cuándo son más fiables, cómo interpretarlos y errores más comunes

Tras el fin de las fiestas Navideñas el número de casos de coronavirus se ha incrementado notablemente al igual que la posibilidad de haber estado en contacto con algún positivo. Conoce aquí cuándo y cómo debes hacerte un test de antígenos.

Carlota Colón de Carvajal

Madrid | 08.01.2022 06:05

Imagen de un test de antígenos negativo
Imagen de un test de antígenos negativo | Carlota Colón de Carvajal

Debido a la presencia de la variante ómicron en Europa y al aumento de las reuniones sociales a causa de la Navidad, el número de casos de coronavirus en España se ha incrementado vertiginosamente. Según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad, la incidencia acumulada a 14 días ha alcanzado la cifra récord en este enero, situándose por encima de los 2.500 casos por cada 100.000 habitantes.

Por ello, es recomendable realizarse una prueba de antígenos o PCR antes de volver a la normalidad después de estas dos semanas llenas de festivos, comidas y cenas.

¿Qué probabilidad hay de haber estado en contacto con un positivo en coronavirus?

Por otra parte, el aumento de estas reuniones sociales también aumenta la posibilidad de haber estado en contacto con un positivo en coronavirus. Según el algoritmo creado por el catedrático de Matemática Aplicada de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), Samuel Morillas, la probabilidad de haber estado en contacto con alguien con coronavirus si hemos asistido a una reunión de 30 personas, es del 17%.

Puedes descargar la hoja de cálculo de esta fórmula en la página web de la Universidad Politécnica de Valencia.

¿Son fiables los test de antígenos?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) asegura que los test de antígenos comprados en las farmacias tienen una fiabilidad mayor del 90%, ya que tienen que cumplir con los requisitos que exige la Unión Europea.

Estas pruebas tienen dos parámetros: la sensibilidad (capacidad de detectar la presencia del virus) y la especificidad (confirma la ausencia de ese marcador del virus), que según la UE deben garantizar una fiabilidad del 97% y 90%, respectivamente.

¿Qué mide el test de antígenos?

La AEMPS recuerda que los test de antígenos "sirven para detectar una infección activa, puesto que identifican la presencia de proteínas del virus". Sin embargo, no tienen la capacidad de detectar si ya se ha superado el virus.

¿Cuándo hay que realizar el test de antígenos?

Lo recomendable es que estas pruebas se realicen entre los 7 primeros días de la infección, cuando la carga viral es más alta, o en los 5 primeros días desde que empezaron los síntomas compatibles con el coronavirus, como son la tos, dolor de cabeza, cansancio o fiebre.

¿Cómo se hace el test de antígenos y cuánto tiempo tardan los resultados?

La muestra para realizar el test de antígenos es de saliva o exudado nasofaríngeo o nasal y se procesa en el mismo lugar de su recogida (una farmacia o en casa). Los resultados pueden tardar en salir entre 15 y 20 minutos.

¿Cómo interpretar los resultados del test de antígenos?

  • Si el resultado es positivo (se marca la C y la T) "significa que el virus está presente y probablemente existe una infección en curso", recuerda la AEMPS.
  • Si el resultado es negativo (se marca solo la C) "significa que no se detecta la presencia del virus SARS-CoV-2 en la muestra", aunque si se tienen síntomas se recomienda que se confirme el resultado con una PCR.

¿Puede dar un falso positivo?

La Agencia aclara en su página web que "los resultados falsos positivos pueden darse por contaminación de la muestra o por otras sustancias presentes en ella que interfieren en la prueba. También son frecuentes en cribados masivos en poblaciones con baja prevalencia".

Y apuntan que "para verificar si se trata o no de un falso positivo es necesario realizarse una prueba PCR".

¿Puede dar un falso negativo?

Desde la AEMPS reconocen que los test de antígenos pueden dar falso positivo si la carga viral es muy baja, si han transcurrido más de siete días desde el inicio de la infección o si la muestra ha sido mal tomada.