Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA PORTAVOZ DE TERESA ROMERO CONFIRMA SU MEJORÍA

"Teresa Romero ya bebe agua y ve más cerca salir del túnel"

La portavoz de la enferma de ébola Teresa Romero y su marido, Javier Limón, asegura que la paciente ha experimentado una mejoría. "Bebe agua y va más cerca salir del túnel", ha comunicado María Teresa Mesa Escolano. Además sostiene que Javier Limón emprenderá acciones legales contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez. Incluso la enferma ha llegado a asegurar a su marido que si supera la enfermedad volvería "a jugarse la vida con el ébola".

antena3.com | Madrid | Actualizado el 19/07/2018 a las 00:01 horas

María Teresa Mesa Escolano, portavoz de Teresa Romero y su marido.

María Teresa Mesa Escolano, portavoz de Teresa Romero y su marido. / EFE

María Teresa Mesa Escolano, portavoz del matrimonio formado por la infectada de ébola Teresa Romero y su marido, Javier Limón; ha confirmado que Teresa ya bebe agua y se encuentra estable. "Me ha dicho que ve cada vez más cerca el momento de salir del tunel", ha comunicado esta amiga de la familia.

En una de las conversaciones telefónicas que mantiene con su marido, internado en observación en el Hospital Carlos III, Teresa le ha confesado que volvería a prestar ayuda a los misioneros infectados de ébola Manuel García Viejo  y Miguel Pajares. "Ha bromeado con su marido diciendo que ahora ya tiene anticuerpos y que no dudaría en cuidarlos", matiza.

La portavoz de Teresa y Javier ha confirmado que el matrimonio emprenderá medidas legales contra el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, por su tratamiento de la crisis de contagio.

Teresa no sólo está preocupada por su estado de salud y el de su marido, además pregunta por su perro, Excálibur, que fue sacrificado para evitar posibles contagios. La amiga de la familia destaca que le pregunta por su mascota a su marido y éste le dice que no sabe nada del animal y que "supone" que está bien.